Historias sombrías de personas que terminaron en Coma después de mezclar drogas

Con un aumento del 57 por ciento en los ingresos hospitalarios relacionados con las drogas en la última década, es una pregunta que vale la pena hacer. ¿Cómo es la horrorosa experiencia para estas personas? ¿Como llegaron ahi? ¿Y cómo los trata el personal?

En Colombia el famoso 2C-B falso ha tenido un aumento inconcebible en su mezcla de ketamina con de todo, pero últimamente se han visto muchos casos de Benzos que es un antidepresivo totalmente contraproducente si es mezclado con un anestésico como lo es la K.

Aquí van las historias:

Clive, 26 años, Birmingham

“Había pedido un gramo de 2CB sin saber lo que era, ignorando a todas las campañas de prevención y alertas tempranas que ya dicen que no es 2CB sino Keta con pepa, cafeina, frutiño etc a un dealer X, así de irresponsable, decepcionado porque no estaba cogiendo, pero aún así lo seguí haciendo mirando hacia atrás ahora, ésta fue la peor decisión de mi vida. Lo último que recuerdo es mirarme en el espejo del baño y darme cuenta de cuánto me estaba tropezando. Después de eso, me desmayé. Me han dicho que comencé a ser violento, destrozando la casa, incapaz de comunicarme, hablando en lenguas.

Llegué a una cama de hospital. Había estado en coma durante diez días y mi hígado y mis riñones se habían apagado. Estaba completamente delirante. No reconocí a mi propia madre. Después de unos días me trasladaron a otro hospital, donde me quedé por unas semanas más. Afortunadamente mi hígado se reparó solo y me dieron de alta. Tuve que seguir yendo al hospital para diálisis. Por algún milagro, mis riñones lograron curarse a sí mismos también.

Un mes después de ser dado de alta volví a mi antiguo trabajo como chef. Sin embargo, debido al leve daño cerebral que sufrí, me resultó muy difícil recordar órdenes, recetas y lidiar con el estrés. Sin embargo, he tenido algunas pruebas neurológicas recientemente, y esto está mejorando. Toda mi familia y yo quedamos impresionados por lo duro que trabajaron todas las enfermeras. Eran tan adorables. Cuando fui unos meses después para un chequeo, me sentí como si volviera a ver a la familia.

Phoebe, 22 años, Canterbury

Había estado tomando cuatro o cinco gramos de ketamina por día durante tres años, y terminé en el hospital con calambres. Eran dolores penetrantes en lo alto de su abdomen que ocurren cuando los conductos biliares en su vesícula biliar están tan cristalizados y marcados por la ketamina que tiene calambres horribles.

Cuando fui, el personal era totalmente antipático, pero no ayudé porque no les conté sobre mi hábito de ketamina. Sé que debería haberlo hecho, pero tenía miedo. Me diagnosticaron una infección urinaria y me dieron algunos antibióticos. Ahora estoy sobrio, pero tuve muchos calambres peores después de este tiempo. Lo único que los alivia es un baño caliente. He tenido amigos que pasaron una semana en el hospital debido a calambres, y esto puede causarle daño a la vejiga; Los cristales de ketamina hacen que la vejiga pierda su elasticidad y terminas meando sangre de gelatina. Conozco a un joven de 16 años que tuvo una operación de vejiga; me bajé a la ligera.