SOMOS 5000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ
🌏︎ FOR INTERNATIONAL BUYS CLICK HERE ✈
Consumir marihuana durante el embarazo trae riesgos para los bebés  

Consumir marihuana durante el embarazo trae riesgos para los bebés  

Sabemos que el THC (tetrahidrocannabinol), el principal componente psicoactivo del cannabis, puede atravesar la placenta de la madre al feto y unirse a los receptores del cerebro fetal” 

Los bebés de madres que consumieron marihuana durante el embarazo tenían el doble de probabilidades de tener un peso inferior al normal y casi el doble de probabilidades de ser prematuros que los bebés no expuestos al cannabis (Los bebés prematuros pueden tener problemas respiratorios y sufrir una falta de desarrollo en el corazón, los pulmones, el cerebro, el metabolismo y los sistemas digestivo e inmunitario), según un nuevo estudio. Esto debido a que los bebés expuestos al cannabis tenían 2,5 veces más probabilidades de ingresar en una unidad de cuidados intensivos neonatales, en comparación con los bebés no expuestos. 

Consumir marihuana durante el embarazo trae riesgos para los bebés  

El consumo de marihuana por parte de mujeres embarazadas fue aumentando en Estados Unidos y otros países como Canadá en las últimas décadas. Un análisis de 2019 de más de 450.000 mujeres estadounidenses embarazadas de entre 12 y 44 años realizado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas encontró que el consumo de cannabis se duplicó con creces entre 2002 y 2017. La gran mayoría del consumo de marihuana se produjo durante los primeros tres meses de embarazo, según el estudio, y fue predominantemente recreativo en lugar de medicinal. De hecho, el metaanálisis descubrió que los bebés expuestos en el útero tenían menos capacidad de atención y más problemas de conducta en la infancia y la primera niñez. 

Estos niños son más propensos a padecer retrasos en el desarrollo, mayores tasas de TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), dificultades de aprendizaje y mayores tasas de problemas emocionales” 

Sin embargo, el primer trimestre puede ser uno de los momentos más delicados para el cerebro en desarrollo de un feto, cuando es más susceptible de sufrir daños. El THC —el compuesto de la marihuana que afecta la conciencia— no solo entra en el cerebro del feto a través del torrente sanguíneo de la madre, sino que una vez allí puede afectar al cerebro en desarrollo del bebé. Estudios anteriores han demostrado que el consumo de marihuana durante el embarazo está relacionado con el bajo peso al nacer, la impulsividad, la hiperactividad, los problemas de atención y otros problemas cognitivos y de comportamiento en los niños, según los Centros para el Control y la Prevención (CDC) de Enfermedades de Estados Unidos. Incluso existe una conexión con el autismo. Un estudio realizado en 2020 reveló que las mujeres que consumieron hierba durante el embarazo tenían 1,5 veces más probabilidades de tener un hijo autista. 

La nueva revisión, que se publicó este jueves en la revista Addiction, analizó 57 estudios con un total de casi 13 millones de bebés participantes: más de 100.000 de esos bebés habían estado expuestos al cannabis mientras estaban en el útero. Hubo buenas noticias: el estudio no encontró un mayor riesgo de defectos congénitos debido al consumo de cannabis. Tampoco encontró una relación entre la exposición a la marihuana en el útero y la muerte en el plazo de un año, incluida la muerte súbita inesperada del lactante, o SMSL. Sin embargo, las madres que consumieron marihuana durante el embarazo tenían 2,6 veces más probabilidades de dar a luz a un bebé con bajo peso al nacer, lo que puede contribuir a dificultades para comer, ganar peso y luchar contra las infecciones. 

FUENTE: cnn.com