SOMOS 3000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ

FREEDOM IN DA JUNGLE: ODA A LOS ESTADOS SELVÁTICOS

FREEDOM IN DA JUNGLE: ODA A LOS ESTADOS SELVÁTICOS

Hace unos miles de años nuestro territorio estaba transitado por diversas tribus de cazadores-recolectores, el imaginario mítico hacia presencia a través de la observación de la naturaleza y se puede especular que es a partir de esta observación donde surgen nuestras primeras creencias. La reencarnación, por ejemplo, puede traducirse en la contemplación de las fases de la luna, pues ella vive y muere constantemente, pero no solo basta con las fases de la luna para comprender el término; como todo esta conectado, lograron comprender que nuestro satélite natural también estaba intrínsecamente relacionado con el vientre femenino y el tema de la fertilidad, y ese mismo tema de la fertilidad se relaciona con las plantas y la luna, pues como bien es sabido, las fases lunares afectan el ciclo natural de las plantas y si observamos bien, las plantas también comprenden el ciclo de la reencarnación pues al morir, su semilla ya está germinando de nuevo la tierra en un ciclo sin fin.

Ha sido allí en la jungla uno de los lugares más prolíficos para conocer la profundidad que abarca el ser humano y el origen de ciertos mitos que marcan la sociedad actual . Su relación con este entorno natural cambiaría la relación consigo mismo comprendiéndose como parte de un solo organismo en función de la naturaleza.

Freedom indajungle es un festival inversivo de tres días donde cada día entraremos en un estado principal de la experiencia selvática.

Desbloquear la fuerza.

Al entrar en la jungla, una de las cosas características que se puede sentir antes que el asombro, puede ser la incomodidad debido al nuevo paisaje próximo, totalmente diferente a lo acostumbrado, reta por su cualidad inmersiva. Este primer estado selvático puede definirse por la resistencia a lo desconocido, a lo profundo y al enfrentamiento que podemos tener con nuestra psique debido a la despersonalización que conlleva el recordar que somos solo un organismo sintiente que hace parte de una sola estructura natural. Abrazar la incomodidad y entender el por qué de nuestra resistencia hacia lo desconocido puede desbloquear aquella fuerza interior que nos incita hacia un lado más salvaje y de consciencia natural con nuestro entorno. La jungla es fuertemente limitada por la imaginación de cada ser que se ose a entrar en ella, pues de los sonidos pueden surgir grandes elocuencias hacia lo extraño y hay que tener verdadera fortaleza para que los sonidos sirvan de guía cuando la sombra de la noche sea pertinente. Dejar de resistirse es necesario para que el poder de la jungla entre en cada uno.

Ascender la mente

Cómo si fuera un mantra, la reproducción del paisaje de la jungla puede parecer en su superficie, algo repetitivo, pero como el mantra, si se logra ver cada elemento como una parte fundamental del elemento de unidad se abrirá ante nosotros las posibilidades de sentir el movimiento de la vida. Sentir los patrones naturales intrínsecos al movimiento y los sonidos a través de este estado selvático puede desmantelar algunas estructuras ya posicionadas firmemente en nuestra consciencia. La selva invita a soltar y dejarse llevar por su magia mística. Para ascender en este flujo constante, es necesario sumergirse y ser parte de esta estructura natural que se nos revela, donde creencias, pensamientos y opiniones hay que dárselas a la corriente para que las lleve lejos de nosotros y cuando estemos vacíos de nosotros, de esta forma meramente individual, es ahí cuando la selva entra con su bendición a recordarnos que la mayor enseñanza es el instante eterno donde “vacío” y “todo” no contemplan ninguna diferencia. Vaciarse de si, para poder ascender.

Liberar el poder

Si hablamos del término “poder” ante estos estados naturales del alma del mundo, nos estaríamos refiriendo a la unión que tiene el poder con la responsabilidad, si bien una de las grandes enseñanzas que la naturaleza nos deja es soltar el control sobre las cosas, el poder radica en la consciencia con las que hacemos nuestras obras humanas y cómo estás tienen una responsabilidad con el entorno en el que habitamos. La selva desvela sus secretos para los más fieles al estado salvaje y a los que estén más dispuestos a soltar sus creencias fijas. Ese canto que abarca todos los sonidos solo hace un llamado al poder que tenemos como especié ante este mundo pero es un poder que se libera a través de la responsabilidad individual con la vida y la unión colectiva ante las obras de la naturaleza.

ULTIMOS TICKETS DISPONIBLES