Incendios

El humedal más grande del mundo se quema (Queda en Sudamérica)

“Entre enero y julio de 2020 un total de 767 mil hectáreas de humedales del Pantanal han sido arrasadas por el fuego en los tres países. Se están quemando las áreas más biodiversas del mundo, mientras que gobiernos como los de Jair Bolsonaro, en Brasil, mantienen políticas que destruyen el ambiente.”

Nuevamente una serie de incendios forestales encienden la alerta en el Pantanal, el humedal más grande del mundo que se extiende por Brasil, parte de Bolivia y Paraguay; hasta el momento se han quemado más de 700 mil hectáreas. La instalación de represas, la deforestación, el cambio climático, quemas o chaqueos, la expansión agrícola y los incendios provocados son las razones de la catástrofe. Los incendios están lejos de controlarse, mientras las cenizas se expanden todos los días; apagar el fuego es muy difícil porque corre de manera invisible por debajo de la vegetación. Esa es una característica en los incendios del Pantanal.

Incendios en Brasil vinculados científicamente a la deforestación de 2019

Un aspecto importante, es que este año se ha presentado una de las peores sequías de las últimas cinco décadas tanto en el Chaco boliviano como en el Pantanal. Los niveles de agua están muy por debajo de lo esperado para esta época. Este ecosistema enfrenta la menor inundación de los últimos 47 años y, probablemente, la mayor sequía en el mismo período de tiempo. Los últimos cinco años han sido los más calientes y cada año superó al anterior. El Pantanal es un punto de encuentro entre el Cerrado, el Chaco, la Amazonía, la Mata Atlántica y el Bosque Seco Chiquitano. Tiene aproximadamente 16 millones de hectáreas en los tres países y se extiende por Mato Grosso y Mato Grosso del Sur, en Brasil, parte de Bolivia y Paraguay. Cabe resaltar que la pandemia por el coronavirus está complicando la atención de esta emergencia, pues las cuadrillas de brigadistas deben ser evaluadas para descartar el COVID-19 antes de ingresar a campo. 

UIazOKF

Fuente: elespectador.com

no es tiempo