SOMOS 3000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ
Los pulpos también sienten dolor emocional como nosotros

Los pulpos también sienten dolor emocional como nosotros

Incluso en ausencia de pruebas sobre la conciencia o la sensibilidad en los cefalópodos, queda claro que las respuestas demostradas por los pulpos en este estudio son tan similares a las que expresarían los mamíferos que experimentan dolor, que puede hacer un argumento de precaución razonable de que el estado interno de estas especies dispares probablemente también sea similar”.

Los pulpos también sienten dolor emocional como nosotros

El dolor no se limita a una respuesta orgánica ante lesiones o estímulos dañinos. Por el contrario, en organismos más complejos, implica experiencias de duelo y pérdida que afectan el estado de ánimo de los animales. Este fenómeno ya se había observado en vertebrados —como chimpancés e incluso perros domésticos—, pero recientemente, un estudio reveló que los pulpos también tienen esta capacidad.A nivel neurológico, los pulpos son los invertebrados más completos de la Tierra. Pocos estudios anteriores se habían enfocado en su capacidad de experimentar dolor, o las diversas capas de trauma que estos animales pueden experimentar. Según Robyn Crook, neurobióloga de la Universidad Estatal de San Francisco, pueden sentir dolores emocionales potentes. Las investigaciones de Crook demuestran que, además de ser capaces de responder reflexivamente a estímulos nocivos, tienen la capacidad incluso de sentir vergüenza. Ésta es la razón.

El método que usó Crook fue sencillo: administró inyecciones a una muestra de pulpos con sustancias diferentes. Después de una sola sesión de entrenamiento, en una caja de tres cámaras, los pulpos que recibieron una inyección de ácido acético en un tentáculo evitaban claramente la lente en la que recibieron ese estímulo dañino. Por el contrario, los individuos inyectados con solución salina no dañina no mostraron ese comportamiento de evasión. Además, cuando a los pulpos que habían recibido una inyección dolorosa se les administraba un analgésico, tendían a preferir la cámara en la que experimentaban un alivio inmediato del dolor. Esta preferencia por el lugar, libre de daño, se considera una fuerte evidencia de una experiencia de dolor afectivo en los vertebrados. No habría razón para pensar que en otro tipo de organismos con sistemas neuronales complejos pudiera ser de otra forma.

FUENTE: natgeo.com