“La sequía del territorio y la falta de acceso a fuentes de agua potable han disminuido la siembra de cultivos de yuca y otros productos que eran parte esencial de la dieta de los Amorúa. Por ende el 66.7% (menores de cinco años) han padecido desnutrición crónica.”

La Defensoría del Pueblo denunció que a diario más de 20 indígenas persiguen los camiones de basura en busca de alimentos y ropa. Indígenas del pueblo Amorúa que llegan al relleno sanitario de Puerto Carreño, en Vichada, por lo menos dos veces a la semana, buscan víveres de primera necesidad; algo que demuestra la condición de vulnerabilidad de esta comunidad. La situación se agrava con la llegada de los pueblos indígenas binacionales, procedentes de Venezuela.

“Se han construido planes de acción desde 2016, casi todos destinados a reubicar a la población en los resguardos; pero cuando la población va a los resguardos no existen las condiciones de habitabilidad necesarias para permanecer. No hay proyectos productivos, alojamientos dignos”

A esta problemática se suma la limitada disposición de recursos económicos que tiene Puerto Carreño para brindar una atención integral a esta población. Por lo que la defensora hace un llamado a las autoridades departamentales y nacionales para atender esta emergencia bajo responsabilidad compartida.

Fuente: Semana

No more articles