Rusia lucha por contener su basura, un problema que afecta al mundo

“Cada año se producen más de 25 millones de toneladas de residuos en Moscú. La recogida de basura se está convirtiendo en un grave problema en muchos municipios rusos mientras el país se hunde en los desperdicios.”

El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Federación Rusa ha calculado que cada año se generan alrededor de 60 millones de toneladas métricas de residuos sólidos municipales. lo que representa más de 400 kg per cápita. El volumen de RSU en Rusia ha aumentado constantemente en los últimos años. El principal problema es que la humanidad genera inmensas cantidades de basura; no obstante, también es importante tenerse en cuenta que la capacidad o incapacidad de los gobiernos, las personas y las empresas dedicadas a la eliminación de residuos para cumplir con la tarea de gestionar los residuos y proteger el medio ambiente. No hay duda de que un medio ambiente sucio afecta el nivel de vida, la sensibilidad estética y la salud de las personas; y, por lo tanto, repercute en la calidad de vida. En consecuencia, la eliminación o el almacenamiento inadecuados de los residuos pueden poner en peligro a la sociedad debido a la contaminación del aire, del suelo y, sobre todo, del agua.

Rusia lucha por contener su basura, un problema que afecta al mundo

Esto incluye residuos voluminosos, residuos sólidos urbanos, residuos industriales y de la construcción, así como residuos provenientes de instalaciones de tratamiento de aguas. Un gran porcentaje de ellos se almacena y se elimina en instalaciones de procesamiento de residuos. Sin embargo, se encuentran casi al tope de su capacidad. Por eso es importante que Moscú y la zona circundante adopten medidas concertadas para resolver el problema de la creación y gestión de los residuos. Se trata de una cuestión de gran complejidad que afecta a más de 20 industrias diferentes. Toda la cadena de gestión de residuos incluye la recogida, el transporte y la eliminación de basura, aguas residuales y otros productos de desecho.

El vertedero es el método de eliminación de residuos más utilizado en la actualidad. Este proceso de eliminación de residuos se centra en enterrar los residuos bajo tierra. El resultado de la enorme gama de productos químicos que se arrojan a los vertederos es una gran cantidad de contaminación. También se generan productos químicos cuando la basura se descompone, que forman una mezcla tóxica llamada lixiviado. El lixiviado puede salirse del vertedero y contaminar los suministros de agua subterránea. Los vertederos también tienen otro problema y es que ocupan mucho espacio. Los materiales sueltos o sin embalar ocupan una gran cantidad de espacio en comparación con los residuos prensados.

Fuentes: rosswrap.com & dw.com