no-dancing

En Japón, te puedes meter en problemas si bailas en el lugar que no debes a la hora que no debes.

La ley japonesa establece que los lugares públicos necesitan una licencia para permitir el baile. La policía puede hacer una redada, y a menudo la hace, en aquellas discotecas y salones de baile que no tengan licencia. La Ley de Negocios de Entretenimiento [ja] (“Fueiho” en japonés) también obliga a los lugares públicos a cerrar antes de la una de la mañana. Por tanto, se considera que los locales que celebran fiestas durante toda la noche están infringiendo la ley [en].

Sin embargo, en esta nación insular, hogar de animadas discotecas, y sede de conocidos fabricantes de altavoces y tornamesas de DJ a nivel mundial, como Vestax [en], AKAI y Pioneer, los amantes de las fiestas contraatacan.

Se ha iniciado una campaña llamada “Let’s DANCE”. Se trata de una iniciativa de petición, basada en la premisa que el mero acto de bailar debería estar exento de restricciones jurídicas. Los organizadores de la campaña recogieron más de 150 000 firmas para pedir a los miembros del Gobierno japonés que revisen la Ley de Entretenimiento. La petición se presentó a los miembros del Gobierno el 20 de mayo de 2013.

Redadas y arrestos

La ley Fueiho entró en vigor en 1948 para acabar con la prostitución en los salones de baile.

A raíz de la Segunda Guerra Mundial, en 1945 Japón estableció un sistema de prostitución aprobado por el Estado para las tropas de los aliados que invadían el país [en] reclutando a mujeres a través de anuncios de periódico que decían, “Se necesitan bailarinas para cabarets, cafés y bares”. En menos de un año, las fuerzas americanas dieron la orden que prohibía a los miembros del ejército visitar dichos establecimientos. Esto trajo como consecuencia el desempleo de miles de mujeres y muchas de ellas recurrieron a vender sus cuerpos en otros sitios.

Los legisladores de la época veían las pistas de baile como escenarios de prostitución clandestina y promulgaron estrictos reglamentos. Desde entonces, la ley se ha revisado varias veces.

Las discotecas han evadido las leyes de licencia durante años, aguantando constantemente cierres temporales y permanentes de sus negocios, arrestos, etc. Pero en los últimos años, en Kansai, la segunda región más poblada de Japón, en el centro-sur de la isla principal, Honshu, la policía ha comenzado a tomar duras medidas y a aumentar el control sobre las discotecas.

¿Son los clientes de las discotecas unos malhechores?

El 26 de mayo, la policía hizo una redada en una de las mayores discotecas de Tokyo, Vanity Restaurant, arrestando a tres personas.

Para el músico de rock e icono punk japonés, Akihiro Namba (@AKIHIRONAMBA), los estatutos de este reglamento son una absurda opresión de los jóvenes. Comentó [ja] en Twitter:

@AKIHIRONAMBA:
ダンス規制法。いつの時代も悪者にされんのは若者でさ。やっぱいつの時代も、体制は若者のパワーを恐れてるんだよ。って事は若者が本気になったら凄いって事なんだよ。

Miren el reglamento de baile. Siempre oprimen a la juventud y ven a los jóvenes como unos malhechores. Las autoridades siempre temen a los jóvenes, el poder de la gente joven. En otras palabras, los jóvenes pueden ser muy subversivos si sienten algo con el corazón.

Según el joven sociólogo y doctorando, Noritoshi Furuichi (@poe1985), se trata de las políticas culturales del Gobierno:

@poe1985
児童ポルノ禁止法改定案によるアニメや漫画の表現の自由規制問題、風営法によるダンス規制問題、消防法によるライブ規制問題。文化を潰そうとしている人たちのいう文化立国、クールジャパンって何なんだろうね。

Veo una tendencia por parte de los reglamentos promulgados a reprimir la expresión cultural; como el proyecto de Ley que revisa la Ley Anti Pornografía Infantil, que también restringe la libertad de expresión a través de dibujos animados. Gracias a la Ley de Negocios de Entretenimiento, la ley de Servicio de Bomberos prohíbe los espectáculos en vivo dentro de locales. La gente de negocios de este país piensa que puede vender la cultura japonesa en el extranjero, como contenido de negocios. Yo esto no lo entiendo.

Mientras que los defensores de este movimiento buscan un mayor reconocimiento de la cultura discotequera, un grupo clandestino de hardcore llamado Down for Realize (@down4realize), expresó su preocupación por que el esfuerzo por mejorar la imagen de las discotecas y convertirlas en actividad cultural saludable, pueda convertir los locales en lugares serios que excluyan a ciertas personas:

@down4realize:
クラブをなくさないために、モラルを守ること。間違いなくそれも大事、一般市民に理解してもらうためにもそういう努力が必要。だけど何の危険性もないクラブが果たして魅力的?ルールからはみ出てしまう奴らがいていい場所でもあるはず。健全なクラブ。それはもはやクラブの意味あるのか?

Entiendo lo importante que es que nos comportemos y actuemos de forma ética, además, pido al público general que fomente el entendimiento de la cultura discotequera para evitar que cierren. Sin embargo, ¿de verdad queremos que todas las discotecas sean sanas y bonitas? ¡No lo creo!

¿Acaso tiene una discoteca algo de encanto si le quitamos su lado malvado? ¿Habrá sitio para los forajidos y extranjeros, los marginados de la sociedad? Las discotecas que imaginamos como sanas y saludables, ¿seguirán siendo discotecas?

No-Dancing-in-Japan_vice_670

 

http://es.globalvoicesonline.org/2013/07/14/los-clientes-de-discotecas-se-rebelan-contra-el-reglamento-de-baile-en-japon/

No more articles