Estudio reafirma vinculo del consumo problemático de marihuana con esquizofrenia

Un nuevo estudio realizado en Dinamarca afirma que La proporción de casos de esquizofrenia relacionados con el consumo problemático de marihuana ha aumentado en los últimos 25 años. En 1995, el 2% de los diagnósticos de esquizofrenia en el país estaban asociados con el trastorno por consumo de cannabis. En el año 2000, aumentó a alrededor del 4%. Desde 2010, esa cifra aumentó al 8%. Investigaciones anteriores han sugerido que el riesgo de esquizofrenia aumenta para las personas que consumen cannabis, y la asociación está impulsada particularmente por el uso intensivo de la droga. Muchos investigadores plantean la hipótesis de que el consumo de cannabis puede ser una “causa componente”, que interactúa con otros factores de riesgo, para causar la afección.

Estudio reafirma vinculo del consumo problemático de marihuana con esquizofrenia

El consumo de cannabis no es inofensivo, vemos vínculos con la esquizofrenia, una función cognitiva más deficiente, trastornos por uso de sustancias, etc. Este estudio de registros médicos a nivel nacional agrega evidencia importante de que los pacientes con un trastorno por consumo de cannabis diagnosticado tienen más riesgo de psicosis ahora que antes, aunque muchas personas lo usen de forma recreativa sin desarrollar problemas”

El trastorno por consumo de cannabis se suele definir como un uso problemático de la droga: desarrollar tolerancia a la marihuana; consumir cannabis en cantidades mayores o durante un período más largo de lo previsto; no poder reducir el uso; pasar mucho tiempo obteniendo, consumiendo o recuperándose de los efectos del cannabis; renunciar a actividades y obligaciones importantes en favor del cannabis; y el uso continuado de la droga a pesar de las consecuencias negativas. La esquizofrenia es un trastorno mental crónico, grave e incapacitante. Sus síntomas pueden incluir delirios, trastornos del pensamiento y alucinaciones. La esquizofrenia afecta a 20 millones de personas en el mundo. No existe cura, por lo que los médicos intentan controlar los síntomas con medicamentos y terapia.

El nuevo estudio se basó en datos del registro nacional de salud de Dinamarca e incluyó a todas las personas de ese país nacidas antes del 31 de diciembre de 2000, que tenían 16 años o más en algún momento desde el 1 de enero de 1972 hasta el 31 de diciembre de 2016. El estudio evaluó a las personas que tenían un diagnóstico clínico de trastorno del tratamiento con cannabis, no del uso general de la droga.

Fuente: cnn.com