Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Probablemente el que más nos interesa a todos los que estamos en contacto con la informática es el relacionado con el famoso ciber-ataque que Google y otras empresas sufrieron en territorio chino, como parte de la llamada “Operación Aurora”, negada fervientemente por el gobierno chino. El cable menciona que un contacto chino reportó a la Embajada de los Estados Unidos en Beijing que el ataque fue “dirigido” por el Politburó chino, como parte de una campaña coordinada de sabotaje informático. El cable también menciona que la operación fue realizada por operativos del gobierno, por “expertos” en seguridad privada, y por ciertos “renegados” en Internet reclutados por el gobierno chino. Claro que, el ataque a Google es apenas una fracción dentro de la ecuación. Los ataques pueden rastrearse hasta el año 2002, y desde entonces se han comprometido sistemas en los Estados Unidos y en territorios aliados de occidente.

Por supuesto, la información no termina allí. Los intentos de Estados Unidos por quitar uranio enriquecido de un reactor de investigación en Pakistán, las sospechas de corrupción en el gobierno afgano, los planes para vaciar la cárcel de Guantánamo, el colapso (esperado) de Corea del Norte, los reportes sobre financiación terrorista, la extraña alianza entre Vladimir Putin y Silvio Berlusconi, los datos perturbadores sobre el golpe de estado en Honduras y la entrega de armas a Hezbollah por parte de Siria son parte del contenido de estos miles de cables. Como era de esperarse, el gobierno estadounidense condenó esta “exposición no autorizada” de documentos no clasificados, aunque lo lógico sería que tengan un mejor candado para esta clase de cosas. En cuanto a Google y China, ya lo imaginábamos… pero nunca está de más que algo se confirme. Miles más en Wikileaks.

No more articles