Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

Bahía Solano es un municipio ubicado en el noroccidente del departamento del chocó conocido por la llegada de cientos de ballenas jorobadas en el mes de agosto; pero también porque allí se pueden encontrar delfines y aves, practicar la pesca deportiva y comprobar la riqueza inaudita de la ensenada de Utría con sus caminos selváticos, playas, cascadas, ríos, quebradas y manglares. Sin embargo, también es el lugar donde se encuentra el botadero de basura “a cielo abierto”, único sitio con el que cuenta el municipio para disponer las 240 toneladas de basura que se generan en promedio cada mes en el casco urbano.El municipio el año pasado fue visitado por más de 7.000 turistas extranjeros de 34 países principalmente por la belleza de este lugar chocoano pero lo que no sale en las fotos de portadas es que el espacio donde se encuentra el botadero es habitado por indígenas Emberas que están siendo afectados por las montañas de residuos orgánicos y materiales sólidos. A cielo abierto se ha convertido en un foco de proliferación de enfermedades, contaminación y bacterias debido a que es un sitio donde todos los días llegan volquetas repletas de la basura que se genera en el casco urbano y en el corregimiento del Valle.

Lo anterior afecta la salud de los pobladores y también pone en riesgo el turismo, la principal actividad económica en la región. Ya los habitantes de esta comunidad se sienten maniatados con la problemática. “No tenemos para donde irnos, por lo cual estamos obligados a quedarnos acá. Por eso le pedimos al Gobierno Nacional que haga algo para mover ese botadero, que se pongan la mano en el corazón y comprendan que los indígenas sentimos el mismo dolor que todos. Tratamos de sobrevivir en medio de la basura”Las afectaciones a la salud de los habitantes y los impactos negativos en los ecosistemas son pruebas suficientes que demuestran que el botadero ya colapsó. Se necesita de forma inmediata una planta de aprovechamiento de residuos sólidos, razón por la cual se han tocado varias puertas para crear alianzas y conseguir recursos para su construcción. Ekoplanet y la Alcaldía han intentado hacer acercamientos con las diversas entidades del Gobierno Nacional para que se involucren con la campaña. “Lamentablemente, el llamado que le hemos hecho a los ministros y a los directores de los entes descentralizados no ha tenido ninguna respuesta”

Ingresando a la página http://www.ekoplanet.co podrás conocer al fondo la problemática y ayudar a salvar a la ensenada natural más hermosa de Colombia

Fuente: semana.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
No more articles