Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Muy estimada Sra. Curie

No se ría de mi por escribirle sin tener algo sensato que decirle. Pero me siento muy enojado por la forma en que el público actualmente se ha preocupado en lo que usted concierne, por lo que absolutamente debo ventilar este sentimiento. Sin embargo, estoy convencido de su desprecio por esta gentuza, ya sea si le prodigan obsequioso respeto o sacien su lujuria por el sensacionalismo. Me siento impelido a expresarle cuanto admiro su intelecto, su manejarse y su honestidad, y me considero afortunado de haberle conocido en Bruselas. Cualquiera que no se cuente entre estos reptiles es ciertamente feliz, más ahora que contamos con personajes entre nosotros como usted y Langevin también, gente real con quien uno se siente privilegiado de tener contacto. Si la gentuza se mantiene ocupada con usted , mejor no lea esa bazofia, mejor dejesela al reptil para el cual fue fabricada.

Con el más amigable recuerdo suyo, de Langevin y de Perrin, atentamente Albert Einstein.

P.D. He determinado la ley estadística del movimiento de la molécula diatómica en el campo de radiación de Planck, por una chistosa ocurrencia, naturalmente bajo la presunción de que la estructura del movimiento siga las mismas leyes mecánicas. Aunque mi esperanza de su validez es mínima.

En Noviembre de 1911 Marie Curie se encontraba a semanas de recibir su premio Nobel en Química. Ya había recibido su primer premio Nobel en 1903, pero en Física, y este nuevo premio significada que sería la primera persona en recibir dos premios nobel en dos diferentes disciplinas. Hasta hoy día es la única persona en tener dos premios nobel, en dos diferentes ciencias. Aunque su legado debió ser lo más importante de Marie Curie, hubo personas que se preocupaban más por su vida personal.

Pierre Curie murió en 1906 dejando viuda a Marie Curie. Algunos años después Marie Curie inició una relación sentimental con el físico Paul Langevin, quien había sido un estudiante de doctorado de Pierre Curie. Langevin estaba aún casado.

Curie, Langevin y muchos otros científicos fueron invitados en el otoño de 1911 a una conferencia en Bruselas. Al mismo tiempo, la esposa de Langevin había dado a la prensa cartas que intercambiaron Curie y Langevin. Cuando Curie regresó a su casa, en Paris, fue emboscada por muchas personas y acosada ella y sus hijas, quienes entonces tenían 7 y 14 años. Curie y sus hijas tuvieron que irse a casa de un amigo, en lo que el escandalo se apagaba.

Albert Einstein, quien había conocido a Curie en la Conferencia de Bruselas, le mandó la siguiente carta a Marie Curie expresándole su apoyo, diciéndole básicamente “que te valga madre”

No more articles