Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Haciendo uso de potentísimos telescopios se dio con la galaxia, bautizada ‘Dragonfly 44’, la cual parece estar compuesta por materia oscura. Teóricamente esta forma el 27% del universo, pero jamás ha sido observada.

A pesar de que la nueva galaxia se encuentra relativamente cerca, es tan tenue que durante décadas los astrónomos no se habían percatado de su existencia. No obstante, la misma fue detectada el año pasado en el Cúmulo de Coma, aproximadamente a 330 millones de años luz de distancia de nuestro hogar.

Cuando los científicos la analizaron más a fondo, descubrieron que no era un conjunto normal de estrellas, sino una “galaxia fantasma” formada esencialmente por materia oscura.

Este descubrimiento no es más que la primera parte de un rompecabezas de millones de piezas, el puntapié inicial para descifrar un enigma del universo. En palabras de Roberto Abraham, “no tenemos ni idea de cómo se pudieron haber formado las galaxias del tipo de Dragonfly 44”, concluye el coautor de la investigación.
En cuanto los investigadores realicen avances, habrá más indicios para desarrollar otros conceptos discutidos entre los astrónomos: la antimateria y la energía oscura.

No more articles