Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

11221305_910848488973918_7497864426176900240_o

En nuestra ciudad Conocemos más de Drogas que de Música.
Conocemos más de plata que de personalidad.
Creemos que solo existe un planeta, se llama Medellín y que es la mejor galaxia del mundo.
Es difícil en una sociedad sin raices e identidad, una mezcla de obrero-arriero a Europeo industrial con infulas Miami sin Mar ?
La creatividad se plantea y propone, pero pocos la construyen.
La copian pero no le aportan.
Pasa el tiempo y los que mandan siguen robando en vez de ayudar. Hacen obras para los ojos pero pocas para el cerebro.
Roban tierras y se las venden a los dueños.
No sabemos que queremos ni a donde vamos. Pero si sabemos de marcas, de hedor y de fútbol.
Pero vamos mejorando, seguimos estudiando, continuamos progresando.
Todavía tiramos las basuras al piso.
No recogemos la mierda del perro.
Y pisamos las maticas y dañamos las plantas.
Compramos favores, conspiramos amores.
Somos los más lindos del Mundo, y los más operados.
Siempre el otro tiene la culpa. Siempre hay una excusa para hacer daño.
No somos capaces de enfrentar las verdades, nos duele el espejo.
Pero hay cultura, hay optimismo, hay fervor.
Nos da pereza conocer, preferimos escoger.
La malicia nos asecha, nos encoge y el karma espera.
Nadie es perfecto sino uno mismo, y uno mismo no es nadie sabe lo de nadie.
Nadie respeta, pocos toleran.
Dificil de hacer, imposible de creer.
La mentira continua.
Pero hay esperanza, hay regocijo, hay mucho amor.
Pero lo mejor es que hay buena música.
La próxima vez que te quieras drogar de ira, extasis, marihuana, sexo, envidia, ego, venganza y amor.
Recuerda que todo va al corazón, así engañes a la mente, así disuelvas el espíritu.
Se paciente, encuentra las ideas, realizalas con estilo.
Deja que la naturaleza conlleve a lo suyo.
Recuerda que en Medellín la gente sabe más de drogas que de Música.
Entonces mantienen drogados aniquilados por su tornado interior, su búsqueda concisa, su sentimiento a flote.
No te confunda la sustancia.
No te creas la función.
No escuches la disolución.
Modifica el oído.
Descubre tu letra.
Baila la esencia.
Relájate que falta poco.

Jaime Nicholls para Ausencias de Vida y Apariencias.
Una realidad poética del centro de Medellin.

No more articles