Share on Facebook
Share on Twitter
+

Han descubierto partículas de cocaína y de otras drogas que se encuentran en suspensión en el aire de Roma, según un análisis hecho por el Consejo Nacional de Investigación y recogido hoy por los medios de comunicación locales.
El estudio es el primero de este tipo elaborado en el mundo, según los responsables del Consejo Nacional de Investigación, y se ha llevado a cabo en dos áreas urbanas, en Roma y en Taranto, y también en Argel.
La investigación ha demostrado que en la atmósfera de la capital italiana existen, junto al polen de las plantas o los gases de la industria y los automóviles, los componentes de varias drogas, como la cocaína.
Las mayores concentraciones de cocaína se han encontrado en el centro de Roma, sobre todo en el área de la Universidad de La Sapienza, aunque ante este dato los investigadores se muestran prudentes y señalan que hacen falta más estudios para señalarlo como el más contaminado.
El análisis también ha establecido que el momento de mayor concentración de cocaína en Roma se produce en los meses de invierno, cuando alcanza una presencia de cerca de un 0,1 nanogramo por metro cúbico.
La presencia de cocaína es mucho menor en Taranto que en Roma, mientras que es totalmente inexistente en Argel, según los resultados del estudio.
Además de la cocaína, los resultados muestran la presencia en el aire de Roma del cannabinol, componente más activo de la marihuana, y la existencia de partículas de hachís.
Otras drogas, como el café y la nicotina, están presentes en las tres ciudades que han servido para el estudio.
En Roma, también se han detectado sustancias muy peligrosas como el benzopireno, un hidrocarburo cancerígeno emitido tanto en el humo del tabaco como en el de los tubos de escape de los automóviles.

No more articles