Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Un nuevo estudio establece que el inicio de los océanos se encontraría en grandes bolas de nieve espaciales creadas mucho más allá de la órbita de Plutón. Estos cometas ricos en agua habrían impactado con la Tierra, entregándole una importante cantidad de agua. Pero todos los cometas estudiados anteriormente poseían otras proporciones de isótopos de agua, por lo que suponían que sólo el 10% de este elemento en la Tierra tendría su origen en los cometas. Hasta que apareció el Hartley 2 (en la foto).

Este cometa con forma de maní tiene un tipo de agua con casi la misma composición química que la de la Tierra, según un paper publicado en la versión online de Nature. Se cree que proviene del Cinturón de Kuiper en lugar de la Nube de Oort, como la mayoría de los cometas y su composición sugiere que hay una gran cantidad de objetos que se trasladaron desde Kuiper hacia adentro mientras se formaba el sistema solar, trayendo agua hasta acá.

El ingrediente clave de estos estudios es el deuterio, un isótopo de hidrógeno que tiene un neutrón, a diferencia del hidrógeno normal, que no posee. Y los astrónomos usaron el Observatorio Espacial Herschel de la ESA para medir el deuterio en el hidrógeno del hielo en el Hartley 2. Los resultados fueron bastante equivalentes a los del agua de nuestro planeta.

Los investigadores seguirán haciendo estudios y quizás visitas a cometas para poder despejar las dudas. La NASA planea una misión que se posaría en un cometa para medir cómo cambia mientras interactúa con el Sol.

 

No more articles