Vacunas no quitan riesgo de muerte en adultos mayores de 75 años

Los funcionarios noruegos han ajustado sus consejos sobre quién debe recibir las vacunas COVID-19 luego de una pequeña cantidad de muertes en personas mayores y frágiles.

La Agencia Noruega de Medicamentos informó el jueves que más de 30 personas que recibieron una dosis de la vacuna murieron poco después de sufrir efectos secundarios. Eso equivale a solo el 0,04 por ciento de las más de 30.000 personas que han recibido el pinchazo en Noruega en las últimas semanas.

Vacunas no quitan riesgo de muerte en adultos mayores de 75 años

Todas las muertes ocurrieron entre pacientes en hogares de ancianos y todos tenían más de 80 años.

La agencia enumeró la fiebre y las náuseas como efectos secundarios que “pueden haber llevado a la muerte de algunos pacientes frágiles”, dijo en un informe.

Los reguladores ahora dejan que cada médico considere quién debe vacunarse.