¿Qué energía usar?

La solar, aunque es la más conocida, no es la única opción. Las energías eólica y mareomotriz (según el lugar) también pueden ayudar. En Europa, por ejemplo, se ha popularizado el uso de pequeñas turbinas eólicas capaces de abastecer a edificios enteros. Sin embargo, este sistema puede generar ruidos y molestias, por eso se usa sobre todo en espacios rurales y en combinación con energía solar.

La energía mareomotriz, que aprovecha el poder de las mareas para generar energía a través de turbinas y otros mecanismos subacuáticos, requiere un desarrollo tecnológico significativo para usarlo en menor escala. Sí, hay casas flotantes que funcionan con esta tecnología, pero su instalación es costosa, y necesitarán de la ayuda de otra energía complementaria.

Si no vive en el campo o cerca del mar, y prefiere seguir el camino tradicional y más fiable, entonces lo mejor es la energía solar. Tiene más fácil acceso en el ámbito urbano y es la más popular de las renovables. En Colombia funciona bien incluso en las regiones lluviosas. Como el país queda en la zona ecuatorial recibe una radiación solar equitativa a lo largo del año. Esta es la opción más viable en el país por su practicidad y eficiencia.

¿Cuánto cuesta la transición?

En Colombia, instalar un sistema completo de energía solar para un hogar o un negocio pequeño cuesta alrededor de 25 millones de pesos. A esta inversión debe sumarle el costo del mantenimiento que, según la zona en la que se encuentre, podría necesitarse con mayor o menor frecuencia. Que el dinero no lo asuste, los beneficios son grandes, tanto para el medioambiente como para la economía familiar, a largo plazo.

¿Y si no tiene ese dinero?

Lo importante es que usted tenga la intención de dar el paso. Si el costo de cambiar a una energía renovable le parece aún muy alto, empiece con pequeñas acciones, el planeta se lo agradecerá. Por ejemplo, use bombillos de tecnología LED, desconecte los aparatos eléctricos en desuso, divida las basuras y reutilice las aguas grises en otras tareas. Así comienza el camino hacia la sostenibilidad.

¿Cuánta energía solar necesita?

Esto dependerá de su consumo diario (revise el recibo de la luz y saque un promedio) y de la cantidad de sol que recibe su ciudad. Así podrá calcular cuántos paneles solares requiere para su hogar o su negocio. La cuota de radiación solar dependerá de la zona del país. En Bogotá el promedio es de 4,25 kWh/m2; inferior al de La Guajira, el departamento del país con más horas de sol, que es de 6,5 kWh/m2. Entre mayor radiación puedan recibir los paneles solares, menos se necesitan.

¿Cómo hacer el cambio?

Usted ya sabe cuántos paneles solares requiere. Ahora es momento de pensar en la instalación y sus implicaciones. Las celdas fotovoltaicas convencionales deben estar ubicadas sobre superficies horizontales, como terrazas y techos, para poder recibir la mayor cantidad de radiación posible. Mientras más grande sea el panel, más grande será su aporte energético, por eso es importante que usted sepa con certeza qué espacio tiene para instalar esta tecnología. Si no cuenta con este podrá instalar menos celdas y crear un sistema híbrido (energía convencional y solar). Este es el primer paso hacia la sostenibilidad a largo plazo.

Pero no basta instalar los paneles solares, debe contar con un inversor que convierta la corriente continua de las celdas, a la alterna, la que se utiliza en los hogares. También necesitará baterías solares que acumulen la energía producida por los paneles, para usarla durante la noche o en periodos de radiación reducida.

Fuente: Semana

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!