SOMOS 3000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ
Tolerantes: Te sentís más que otros? ¿La pinta rara te asusta? ¿Sos de los que mirás el color de la piel? ¿Rechazás, excluís?

Tolerantes: Te sentís más que otros? ¿La pinta rara te asusta? ¿Sos de los que mirás el color de la piel? ¿Rechazás, excluís?

Tolerantes: Te sentís más que otros? ¿La pinta rara te asusta? ¿Sos de los que mirás el color de la piel? ¿Rechazás, excluís?Las preguntas las hace la Personería de Medellín en una nueva fase de su campaña Cero Discriminación, que ya se puede ver en las calles de la ciudad y en los medios. La idea es generar una reflexión más profunda sobre el respeto por los derechos humanos.

Algo necesario, cree León David, conductor de taxi, en especial, porque dice, “en Medellín se discriminan hasta los carros”. Le duele que le saquen el cuerpo al suyo por no ser “bolita”.

A veces, cuenta, el pasajero ni siquiera saluda y lo mira con recelo. “Nadie es más ni menos. Finalmente, de aquí no nos llevamos nada, como dice la canción”.

Con la campaña se promueven el derecho a la libre personalidad y el respeto por las poblaciones indígenas, afrodescendientes, LGBTI y los más vulnerables.

“Lo que pretendemos es incidir de manera directa en un cambio de mentalidad de las personas, no que todos debamos ser iguales, sino que se identifiquen cuáles son las manifestaciones de la desigualdad”, expresa el personero, Jairo Herrán Vargas.

Aquellos con discapacidad física o mental, de la tercera edad y desplazados, agrega, también sufren discriminación. En el primer trimestre de 2011, por ejemplo, reporta la Personería, se conocieron 41 declaraciones de población afro, que por su condición fueron víctimas de desplazamiento forzado intraurbano.
Es cuestión de cultura, de sensibilizar a cada quien para que se ponga en los zapatos del otro, comenta Paula Marcela García, que trabaja en una entidad financiera.

Le duelen dos situaciones: que en temas de salud a los menos favorecidos se les atienda mal por no tener recursos; y la intolerancia hacia la población LGBTI.

Jovani Guzmán es electricista pero fue escobita. “A las personas que hacen aseo se les mira raro, sabiendo que hacen un bien a la sociedad. Es cuestión de cultura, de educar a los ciudadanos”.

Se ha avanzado, en criterio de Marcela Fernández, que labora como encuestadora. Sin embargo, la situación de inseguridad crea desconfianza. “A veces la gente no nos atiende bien por miedo o, simplemente, por pinche”.

Entonces, es hora de cuestionarse: ¿Mirás por encima del hombro? Y la campaña responde: “Bájate de esa nube, que todos merecemos respeto”.