Cuarentechna: Entérate de todo sobre el Covid-19 aquí

Singapur obligará a sus 5 millones de habitantes a portar un Chip

Singapur está a punto de lanzar un programa obligatorio de rastreo por el COVID-19 que identificará a las personas que han estado en contacto con portadores del virus (Este no dependerá de la posesión de un teléfono inteligente). El programa distribuirá pequeños microchips a todos sus 5,7 millones de residentes, lo que será el programa de rastreo más extenso a nivel mundial. Los habitantes tendrán que usar un pequeño dispositivo en el cinturón, bolsillo o llevarlo en su bolso.

“Si este dispositivo portátil funciona. Podemos distribuirlo a todos en Singapur… Esto será más inclusivo y garantizará que todos estemos protegidos.” dijo Balakrishnan al Parlamento

TraceToegether ha sido la aplicación desarrollada hasta ahora para rastrear el virus en teléfonos inteligentes e identificar así a las personas que han interactuado con portadores. Sin embargo esta app que fue descargada por más de 1.5 millones de residentes, no ha funcionado muy bien en todos los teléfonos inteligentes y por ende se decidió no exigir el uso obligatorio. Mejor se desarrollará el dispositivo portátil que no dependerá de la posesión de otros dispositivos.    

Aunque se aclara que no llevará GPS ni tendrá conectividad a Internet, existen muchas preocupaciones de privacidad sobre este tipo de dispositivos de rastreo; especialmente cuando el gobierno quiere un uso generalizado y tendrá que hacerlo obligatorio. Otras preocupaciones son sobre quién obtiene los datos de seguimiento. Existen otras preocupaciones de privacidad que le dan paso a un  estado de vigilancia masiva con los gobiernos, pues pueden desplegar en cualquier momento: cámaras termográficas , drones, rastreo de contactos, bases de datos biométricas, etc.

Fuente: zerohedge.com