A finales de los años ochenta, Flint conoció al dj Liam Howlett en una fiesta rave de una discoteca y, cautivado por el gusto musical de Howlett, inicia una relación artística con él. Después de recibir un disco de mezclas de Howlett, Flint le insiste en llevar sus canciones a los escenarios y le propone que el propio Keith y su amigo Leeroy Thornhill actúen juntos. Es el germen de The Prodigy, grupo al que se incorpora definitivamente en 1990 y con quienes grabó tres álbumes The Fat of the Land (1997), Invaders Must Die (2009) y The Day Is My Enemy (2015).

 

 

 

 

Bonus:

 

No more articles