La revista Environmental Research Letters publicó un estudio de los científicos Seth Wynes y Kimberly Nicholas, donde dice que al no tener hijos se reducen 57 toneladas de dióxido de carbono en el planeta. Los expertos manifiestan que, al no usar carros, no cruzar en buque el Atlántico y ser vegetariano ayuda a reducir los contaminantes, pero la mejor acción es no tener bebés.Cada ser humano produce una huella de carbono según sus hábitos alimentarios, el medio en cual se moviliza, los aparatos electrónicos que usa, la cantidad de veces que viaja en avión, entre otras acciones. El carbono aumenta la temperatura ambiental, que a su vez calienta la atmósfera alrededor de la Tierra, y eso es el calentamiento global. El aporte de no tener más hijos sobrepasa con creces los demás en su contribución a la causa, sin embargo dejar la carne y comer verduras evitaría la emisión de 0,8 toneladas de gases de efecto invernadero (CO2) por persona; así mismo como gastar menos agua, movilizarse en bicicleta y apagar las luces que no se utilizan.

Fuente: Caracol

No more articles