Productos ganaderos y agrícolas causan mayor mortandad de peces en Mar Menor

El trágico episodio de mortandad de peces acaecido en la zona sur del Mar Menor ha concluido con unas 15 toneladas de peces, crustáceos y algas retiradas causando gravísimas consecuencias medioambientales en el ecosistema. Esta problemática se comenzó a registrar en torno al 15 de agosto y se alargó durante varios días. La falta de oxígeno (anoxia) es la causa principal de la muerte de los peces y crustáceos en el Mar Menor. Esa falta de oxígeno es el resultado final, la última y letal etapa, del largo proceso de degradación y contaminación activa (eutrofización) que se desencadena en la laguna en determinadas condiciones ambientales. El problema tiene su origen, sobre todo, en la aportación masiva de nutrientes procedentes principalmente de la fertilización de los campos agrícolas (nitratos y fósforo) y los residuos ganaderos mal manejados que llegan a la laguna.

Productos ganaderos y agrícolas causan mayor mortandad de peces en Mar Menor

La falta de oxígeno es el resultado final, letal para la fauna, tras el proceso de intensa contaminación provocada por el exceso de materia orgánica.”

Todo eso da lugar a que caudales y escorrentías de agua alimenten de manera incesante las algas microscópicas (fitoplancton) presentes en la columna de agua cuya proliferación provoca efectos muy perjudiciales. La proliferación de estas algas, en episodios de altas temperaturas, es tan acusado, que, al final, se enturbia y oscurece el agua (forma una especie de sopa verde) que impide que la luz solar llegue hasta las capas más bajas. Como consecuencia de todo ello, la vegetación de los fondos no puede desarrollar la fotosíntesis. La vegetación del fondo deja de producir oxígeno y muere.

Fuente: lavanguardia.com