futbol

¿Por qué el futbol es sinónimo de violencia?

futbol

En estos momentos toda la sociedad colombiana y también de parte de continente se pregunta ¿Por qué el futbol es sinónimo de violencia? ¿Por qué nos matamos por el color de un equipo de futbol? ¿Por qué da más rabia ver a una persona con otra camiseta de otro equipo de futbol que ver como otros se roban lo que nosotros pagamos de impuestos? En Colombia estamos en guerra desde hace más de 60 años peleándonos y dándonos bala entre nosotros mismos, derramando sangre hermana, de la misma tierra que nos vio nacer, por diferencias políticas sociales y económicas. Ahora se están tratando de olvidar 60 años de muerte y olvido en una isla a miles de kilómetros de nuestro territorio.

Una mínima parte de los colombianos es violenta, la mayoría de la gente se caracteriza por ser alegre, pujante, emprendedora y pacífica, por algo en algún momento fuimos de los países más felices del planeta con todo y los problemas que tenemos. Así pasa con el Futbol, las redes sociales se llenaron de mensajes en contra de la hinchada de Millonarios en general, tildándolos de asesinos e incluso formando campañas para atentar contra ellos, y así ha pasado con demás hinchadas del rentado nacional. Como dicen por ahí, “pagan justos por pecadores” y el verdadero hincha que ahorra toda la semana para ir a ver el domingo a su equipo del alma y es presionado por su hijo con la frase “Papi, ¿me llevas al estadio? No lo podrá hacer, porque ante la sociedad ellos son unos asesinos.

Hay que acabar con la violencia en los estadios y a las afueras, porque los hechos ocurridos en Bogotá con el padre del hincha de Santa Fe asesinado por defender a su hijo y con el del Atlético Nacional al que le quitaron la vida en una estación de transmilenio, fueron a una distancia considerable del estadio el campin y en otras ciudades en donde también pasan estos lamentables episodios, en la mayoría de los casos es en las afueras. Pero no solo hay que acabar con la violencia sino con la generalización, la gente no sabe que cuando tildan a cierta hinchada de asesinos están creando cada vez más odio, más violencia y en lugar de demostrar indignación le están echando más leña al fuego.

UIazOKF

Matar o simplemente insultar a alguien por el color de una camiseta es igual a atentar contra la vida de alguien por que le guste cierta comida que al otro no, porque en verdad concretamente es eso, un gusto y nada más. Hay que saber que las rivalidades son en la cancha y que en ocasiones los mismos jugadores de esos acérrimos rivales terminan siendo los mejores amigos afuera ¿no sería bonito si lo mismo pasara con las hinchadas? Hace rato no vemos un estadio con las hinchadas combinadas en un mismo lugar, en cambio hay una larga línea de policías resguardando que no se agredan entre sí. Hay que aceptar que suena muy fácil y bonito pedir que las hinchadas se quieran porque aplicarlo es difícil, pero podemos aprender a vivir con personas con otros gustos e identidades, y no retrocedamos en el tiempo reviviendo la guerra de los mil días en que conservadores y liberales se mataban por un color y una ideología.

Amemos la vida y a nuestros equipos ( a los que nos gusta alguno) y pensemos en nuestros hijos que tenemos o que vendrán y heredaran conflictos, porque lastimosamente ahora para los padres es complicado responder a la petición “Papi ¿ me llevas al estadio?”

Por: MiguelAlcala @AlcalaMigue

Fuente: soyperiodista.com/