Durante la Convención sobre Comercio Internacional de Especies de fauna y flora salvajes en peligro de Extinción (CITES), que se celebra en Ginebra, se estableció que se prohíbe el comercio de la nutria enana y la asiática. Las selfies con estas especies y su tráfico como mascotas han acelerado la reducción en su población. Estas nutrias se ha reducido al menos un 30 % en los últimos 30 años. Su desaparición se ha acelerado con la moda de las nutrias de compañía, especialmente en Japón, donde una cría puede llegar a cotizarse en 10.000 dólares.

“Las nutrias no son la única especie afectada por esta moda. Entre las 56 propuestas presentadas a la CITES reclamando una mayor protección, 22 conciernen a especies como todo tipo de lagartos, tortugas y arañas, que también son cazados en el marco de este comercio multimillonario.“

Las prácticas mencionadas anteriormente y que son promovidas por redes sociales de manera irresponsable, no informan a las personas que estos animales son salvajes, despiden un fuerte olor y tienden a morder, por eso como mascotas son inadecuadas. Estas modas han acelerado su desaparición, por tal razón, todas las especies de nutrias de Asia están consideradas desde hace tiempo como vulnerables o amenazadas, a causa de la disminución de su hábitat natural y el comercio ilegal de sus pieles.

Fuente: El Espectador

No more articles