Según el informe Planeta Vivo 2018 realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las poblaciones globales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles se redujeron en un 60 por ciento y las poblaciones de vertebrados de agua dulce se redujeron en un 83 por ciento. Aún más preocupante resulta el hecho de que las especies de agua dulce hayan disminuido en un 83% desde 1970; así como el área de hábitat adecuado para mamíferos, que se redujo en un 22 por ciento, siendo el Caribe la región que presentó la mayor reducción al superar el 60 por ciento.La forma en que los humanos se alimentan, proveen de energía, financian sus economías y, en últimas, consumen, está llevando a la naturaleza a su límite y pone en riesgo los servicios y los recursos que permiten su sustento. La sobrepesca y la deforestación, causada especialmente por la agricultura y la ganadería extensiva, se han constituido en las principales amenazas para las especies. El estudio destaca, por ejemplo, como en solo 50 años ya ha desaparecido el 20 por ciento de la Amazonía y se han perdido aproximadamente la mitad de sus corales de aguas poco profundas, en las últimas tres décadas.

Suramérica y Centroamérica fueron los continentes que registraron la disminución más dramática al llegar al 89% en el mismo periodo de tiempo. Colombia, como país megadiverso y consciente de la necesidad de revertir las tendencias actuales de deforestación y conversión de ecosistemas, tiene una gran oportunidad para fortalecer su liderazgo en el marco de la agenda nacional e internacional, consolidando al 2020 una agenda integrada para la conservación de la biodiversidad, la lucha frente al cambio climático y el desarrollo sostenible.

Fuente: semana.com

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!