“¡Estamos muy locos, rebeldes y nos hacemos escuchar sí o sí!”

Para Durcheinander la música se define como pasión, amor y unidad, sin olvidar que la rebeldía de las pequeñas grandes causas es la que nos mueve en nuestra revolución musical… En Cúcuta, hablamos de la construcción de escena, procesos creativos y de ¡mucha buena música!

 El descubrir e ir adentrándose en diferentes ciudades, culturas y a la vez perspectivas hace parte de la transformación de cada individuo tanto a nivel artístico como personal y es a partir de todo esto que este se construye de manera integral ¿De la pasada gira por Suramérica qué experiencias para tu vida profesional y perspectivas musicales obtuviste?

R: De esta gira en específico, musicalmente hablando creo que más madurez, creo que es lo que más he aprendido viajando. Viendo tantos públicos dejas de condicionarte, te contextualizas más de la cultura y te arraigas más a ella. Entonces creo que madurez, mucha madurez, me he vuelto más profesional, más exigente conmigo mismo. Me he abierto a campos que antes ni siquiera pensaba como el live performance solo análogo, que es el paso que voy a hacer.  Viajando por Argentina que es un país que tiene una escena de tantos años y con tantos live performance yo creo que me impulsaron mucho, nos impulsaron a muchos artistas, en Colombia en general se pegó mucho eso, que su artista presente algo más que discos de otros, sino hacer algo propio, personalizado y conectar con la gente con eso, yo creo que es lo más brutal que le puede pasar a uno como artista.

 

¿Qué particularidades has encontrado en las diferentes escenas de los países y ciudades que has visitado?

R: La pasión, no sé si por el techno o por el baile, alguna de las dos. El tema de Argentina, son muy apasionados por su escena, no tanto por los otros djs, ni por idolatrar al artista, respetan sus lugares, su culto, como Cocoliche que es un club legendario, la gente va a Cocoliche porque es Cocoliche, porque saben que allí ponen música buena, eso me pareció muy brutal, creo que acá le hace falta un poquito de identidad a los lugares en Colombia. Chile me pareció muy salvaje a la hora de bailar y con mucha energía, me pareció que la gente era muy unida en una pista, como todos al mismo son y a veces he notado en pistas de aquí que hay grupos que nada que ver con la fiesta y otros que si la sienten, y por ahí eso es bacano cuando todos van al unísono. Eso me gustó.

 

Mucho se habla de la creación y fortalecimiento de escena en nuestro país ¿Cuáles considerarías los aspectos fundamentales para apropiarse realmente de la música, para consolidar una escena fuerte y en unidad?

R: Hablar de un país es muy difícil porque por ejemplo, Argentina dicen que tiene una escena muy grande muy fuerte, pero tal vez no sea argentina sino Buenos aires, tiene una escena muy sólida, tienen clubs para miles de personas, es una ciudad cosmopolita, así que van a tener fiestas llenas en todas partes y con súper artistas todos los fines de semana. En Medellín ahorita está pasando algo similar, es una ciudad muy pequeña algo que puede llamar la atención mucho porque siendo tan pequeña llena todos los rincones de la ciudad con súper artistas cada fin de semana. Ahora, me parece que Colombia ha dado un paso más que el resto de los países en esos aspectos porque acá a la gente no le da miedo viajar a otras ciudades a bailar, conozco muchos que solo viajan a ciudades a bailar y se devuelven a su casa y ya. Así que yo creo que eso primer paso, el otro; Festival grande como el Freedom o eventos como el Blackdance yo sé que van a terminar moviendo gente de todo Latinoamérica, porque sé que en este momento está sucediendo y si ahora son pocas personas, se va a volver masivo, tengo mucha fe en que eso va a suceder, porque en calidad de artista en Colombia estamos muy disciplinados, como una vez dije por ahí, estamos muy locos, rebeldes y nos hacemos escuchar sí o sí.

 

Cuando estás allí, parado enfrente de todos a punto de comenzar una presentación… ¿Tocas para ti, a tu gusto o te adaptas al público y lo que percibes de él?

R: Yo siempre he pensado más en la gente que en mí, porque me han pasado muchas situaciones en las que llega uno a saber la historia de las personas o el esfuerzo que hacen por llegar, porque yo sé qué; por ejemplo, en mi caso cuando yo estaba muy chico, de 15 16 años, y quería ir a las fiestas… pues nada, a guerrear, a caminar horas y horas porque las fiestas eran outdoors a cuatro horas de la ciudad y a caminar, a coger cualquier bus con los amigos, con un mapa en la mano, uno hace el esfuerzo de ir a ver a quien quiere escuchar entonces si esa persona no se siente identificada contigo en la pista, después de hacer ese esfuerzo, no es  muy gratificante y eso me paso una cantidad de veces que creo que ahora que soy yo el que está en la otra posición, no me gustaría que sucediera conmigo algo así, sino al contrario, llenar expectativas y superarlas y superarme a mí mismo también, así que más que todo la gente, lo primero en que pienso son las personas.

 

Después de los lugares conocidos y las experiencias vividas ¿Crees que ya has encontrado tu sonido característico o crees que aun estas en una búsqueda constante?

R: No sé, hay muchas personas que me dicen que quieren adquirir una identidad como la que yo he adquirido -así yo no la haya buscado- pero yo creo que la música es una evolución constante, uno nunca termina de aprender y cada que aprendes algo nuevo seguro que va a haber un cambio, así que yo creo que uno nunca deja de buscar una meta o un contraste en el color musical o algo que quiera explorar, una fusión con otro tipo de música, no sé, ahora que he aprendido mucho más de música sí que creo que es un campo muy amplio que tengo por explorar durante años y años de carrera.

 

¿Cómo fueron tus inicios en la música? ¿Quien te influenció a adentrarte en este medio?

R: Muy pequeño toque varios instrumentos, tomé muchas clases, mi papá fue uno de los que más me indujo a eso Y paso algo muy particular y fue que él me mostró la síntesis, él es ingeniero electricista así que cambie la perspectiva de la acústica por la síntesis, porque yo empecé al revés,  yo nunca comencé a tocar sino empecé a producir, mucho experimental y *glitch* cuando estaba muy pelado, tendría 14 o 15 y aprendí a pasar una cuerda de una guitarra por una señal eléctrica y a grabarla, modularla y a hacer lo que yo quería así no supiera lo que estaba haciendo porque era empírico y desde eso me enganché, hasta que años después mis amigos me dijeron que tenía que tocar, que tenía que mostrarle eso al mundo. Era bacano, el experimental hasta ahora en Colombia viene a desarrollarse, no es algo que haya como una escena formada, pero yo sé que, si ha estado en algunos, por muchos años.

 

Al momento de sentarte a producir ¿tienes un proceso creativo en particular?

R: Sí, ahorita si tengo metodologías, porque supongamos antes no tenía un orden para sentarme a producir música sino que lo único que hacía era sentarme a construir una base y a partir de eso buscar una síntesis, pero ahora no lo hago así, ahora tengo más raciocinio para sentarme a producir, así que antes pienso lo que quiero lograr, el concepto que quiero adoptar y a donde quiero llegar con el EP y yo creo que después de lograr el concepto y buscar el lado de la mente donde queremos llegar, ahí nos sentamos a trabajar, ahí escribimos, ahí hacemos composición, hacemos textura y trabajamos en el sonido.

¿Seguir a la razón o seguir a la pasión?

R: No, nunca me iría por la razón, porque no se siente nada, no puedo no sentir nada, ¡soy artista!

P.P.D

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!