Marcus Henriksson, quien formo parte de uno de los proyectos más amados de la música electrónica llamado Minilogue, el cual ahora esta extinto, también es una de las personas que se ha desenvuelto en el género bajo su propio nombre o como Son Kite y Nobody Home (proyecto con el cual debuto en Medellín en 2014).

La definición de enfrentarse a un show de Marcus, es adentrarse a un mundo de vibraciones musicales que producen un viaje interior, donde él, mediante su música, se encarga de pintar paisajes e imágenes sonoras, expresando todo tipo de música, vinculando al bailarín/oyente en estilos conectados a la naturaleza, la música, las enseñanzas esotéricas, la meditación y el chamanismo encendiendo tú espíritu más interno.

Preparemos para el toque colorido, tribal, piscodelico e hipnótico de Marcus en nuestro festival FREEDOM 2020. Si quieres levitar por medio de la música, no dejés escapar el live hybrid de él.

 

No more articles