En un informe titulado “Cambiante clima de Canadá”, realizado por el gobierno federal canadiense se señala que el país se está calentando en promedio a un ritmo dos veces más rápido que el resto del mundo. Advirtió que las consecuencias del cambio climático son evidentes en varias zonas, siendo el Ártico canadiense el más afectado, y prevé que se intensifique. Se enfatiza que el factor humano ha sido dominante y que muchas de esas consecuencias son probablemente irreversibles. Desde 1948 se empezó a llevar un registro de la temperatura global; para esa época, la temperatura en Canadá aumentó aproximadamente 1,7ºC, mientras que en el norte fue de 2,3ºC. Según el informe, actualmente en las regiones árticas el incremento ha sido de 2.3 grados, siendo el invierno la época del año con mayor calentamiento.En esta misma línea, Un estudio en Science reveló que los océanos se están calentando más rápido de lo que se estimaba hasta ahora, ese aumento es 40 % más acelerado que lo que se había considerado por diferentes estudios previos.  El calentamiento de los océanos es un indicador muy importante del cambio climático y se tienen evidencias sólidas de que se están calentando más rápido de lo que se pensaba. Así mismo, el calentamiento de los mares es crítico para el clima al considerarse que 93 % del exceso de energía solar atrapado por los gases se acumula en ellos y a diferencia de las temperaturas superficiales, las de los océanos no se afectan por las variaciones anuales causadas por eventos como El Niño o las erupciones volcánicas.

La principal preocupación es que el aumento de temperaturas podría tener terribles consecuencias como provocar más olas de calor, mayor riesgo de incendios, sequías forestales, poner en riesgo la vida marina al volver los océanos menos oxigenados. Además, en los próximos años algunas partes del océano se podrían quedar sin hielo durante largos períodos en verano. Los modelos predicen que en un escenario con poco control de las emisiones de gases (como en la actualidad) la temperatura de los 2000 metros más superficiales de los océanos aumentará 0,78 grados Celsius a finales de siglo. La expansión térmica de las aguas por ese calentamiento aumentará el nivel del mar 30 centímetros, siendo la principal razón del aumento, por encima del derretimiento de las regiones polares y los glaciares.

Fuentes: El Espectador y El Colombiano

No more articles