SOMOS 3000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ
Los insectos también sufren

Los insectos también sufren

“Ahora empiezan a estudiarse bastante porque nos estamos dando cuenta de que son absolutamente necesarios para la pervivencia de la especie humana, es decir, que una buena cantidad de cosas que nos proporcionan los servicios ecosistémicos que proviene de los animales son de los insectos”

Los insectos también sufren


Recientemente, un grupo de investigadores ha intentado responder, con un estudio, a un debate que lleva varios años abierto: ¿los insectos son capaces de sentir dolor? Para ello han realizado una revisión de la literatura disponible, cuya conclusión confirma que los insectos tienen los mecanismos necesarios para experimentar el sufrimiento. Aunque estos resultados, matizan los responsables, no son una prueba definitiva y se han de complementar en un futuro con más trabajo conductual, psicológico y hormonal, algo que además alteraría los planes para convertirlos en alimentos.
La nocicepción es el mecanismo sensorial que permite a los animales sentir y evitar estímulos potencialmente dañinos. Un ejemplo de este concepto se da cuando se está expuesto a algo muy caliente y los receptores especializados de la piel responden a ese estímulo y lo alejan rápidamente de él. Esto está presente en todos los animales. Pero la nocicepción no es necesariamente una evidencia de que el animal sienta una especie de sensación subjetiva de desagrado en su mente, es decir, el dolor. Por tanto, es importante distinguir entre esta respuesta refleja y el dolor.


“En ese sentido, se puede demostrar que existe este tipo de modulación nerviosa central de la sensación de un estímulo potencialmente dañino que indica que existe plasticidad que viene con el dolor real, no solo con la percepción”

FUENTE: elpais.com