Un estudio en Biological Conservation sugiere que los insectos se están reduciendo en todo el planeta, siendo la agricultura intensiva, que emplea gran cantidad de agrotóxicos, la principal razón: 41 % de especies se han reducido (en comparación 22 % de las de vertebrados, lo que da una idea de la magnitud). El declive se produce a una tasa de 2,5 % anual, mantenida durante los últimos 25 a 30 años, en 10 años habrá un cuarto menos y en 50 será la mitad. La investigación tuvo en cuenta estudios de 2018 que mostraron declive serio de insectos en regiones como Puerto Rico, donde hubo una disminución del 98 % en 35 años. Se basó además en otros 72 estudios que a la fecha han evaluado la reducción de esta clase de animales.

“Los autores precisan que hay vacíos en el conocimiento, porque poco se han estudiado moscas, hormigas, áfidos, grillos e insectos citadinos.”

Si la pérdida de los insectos no se detiene, habrá consecuencias catastróficas para los ecosistemas del planeta y la supervivencia de la humanidad, muchos son benéficos y regulan la proliferación de ciertas plagas, otros afectan actividades humanas como la agricultura y pueden transmitir enfermedades, pero todos son vitales para el equilibrio del ecosistema y la existencia humana. Fuera del uso de pesticidas y fertilizantes, la agricultura contribuye a la reducción de insectos con la tala de árboles y arbustos que por lo general rodean los campos sembrados.Entre los más golpeados figuran las mariposas y las chapolas o polillas, que son las más abundantes. En Inglaterra, por ejemplo, las mariposas se redujeron 58 % entre 2000 y 2009 en las zonas agrícolas. Las abejas son otras que han sufrido la reducción, en Estados Unidos se perdieron 3,5 millones de colonias desde 1947 y muchas de las 350.000 especies de escarabajos también han disminuido, en especial los estercoleros.

Fuente: El Colombiano

No more articles