“La cacería comercial de ballenas fue prohibida en virtud de una moratoria de la Comisión Ballenera Internacional de 1986. Pero Japón ha utilizado un vacío legal para continuar cazando ballenas legalmente desde 1987 para lo que afirma es investigación científica”.

Japón anunció que se retirará de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) este nuevo año y que reanudará la caza comercial en aguas territoriales y zonas económicas exclusivas a partir de julio. También cesará las actividades balleneras en el Océano Antártico, según un comunicado oficial difundido y además cazará especies con los llamados números de población “sana”.

“Islandia y Noruega se oponen a la moratoria y continúan cazando ballenas comercialmente sin depender de la ciencia como excusa”.

En su larga historia, Japón ha utilizado a las ballenas no solo como fuente de proteínas sino también para una variedad de otros propósitos, la participación en la caza de ballenas ha ayudado a las comunidades locales y, por lo tanto, ha desarrollado la vida y la cultura del uso de las ballenas, sin embargo esta declaración no concuerda con la comunidad internacional, ni mucho menos con la protección necesaria para salvaguardar el futuro de los océanos y estas majestuosas criaturas por ende el gobierno de Japón debe actuar urgentemente para conservar los ecosistemas marinos, en lugar de reanudar la caza comercial de ballenas.

Fuente: CNN

No more articles