dbe9ee30bc55f4f9002cd5dc39ccaad1_article
Si en medio de la selva amazónica combinamos un rascacielos, un parque de bomberos, una estación meteorológica y un laboratorio obtenemos el ‘guardián de la selva’, una torre en forma de flor de loto gigante que permite conservar el Amazonas.

Diseñado por los chinos Jie Huang, Jin Wei, Qiaowan Tang, Yiwei Yu y Zhe Hao, este proyecto arquitectónico es mucho más que un rascacielos convencional, ya que podría almacenar agua y regar la zona de selva circundante durante la estación seca o protegerla de incendios, según la revista ‘eVolo’.

9cd089424b9b0f1130d889c02b6cdaf1_article430bw

 

Las torres de agua en forma de loto son capaces de atrapar directamente el agua de lluvia. El agua recogida se filtra y se almacena en depósitos de reserva. Mediante un sistema de capilares combinado con la energía activa, las raíces aéreas –dotadas de estructura de esponja– pueden absorber y almacenar el exceso de agua sin alterar el ecosistema de la Amazonia. Así, por ejemplo, en caso de incendio los bomberos podrían extinguir el fuego con el agua recogida.

01ce32a6357e56b60f121ab66c320b12_article430bw

 

Además, los rascacielos ‘guardianes de la selva’ pueden alojar laboratorios especiales de investigación que permiten monitorear el cambio climático y la estabilidad de los ecosistemas. Los laboratorios también actúan como centros de exposición para la concienciación ambiental de los visitantes.
bbc0d76e7f596e3a42f30fba10a8bb9a_article630bw

70cf8d2567ec6eef1ca98a592979cdbf_article630bw

 

Fuente: Actualidad RT

No more articles