CC92VJBUsAAsJqL

Un checo ha hecho realidad su sueño y ha proclamado un nuevo Estado, Liberlandia, en un terreno boscoso de siete kilómetros cuadrados entre Serbia y Croacia, donde el impuesto sobre la renta no será obligatorio.

La República libre de Liberlandia, que según su página web oficial tiene por lema “Zit a nechat zit”, lo que en checo significa “Vive y deja vivir”, busca crear una “sociedad donde los ciudadanos honestos puedan prosperar sin leyes, reglamentos ni impuestos obligatorios”.

“La idea es que los impuestos sean facultativos para reducir al mínimo el papel del Estado, para hacer que el Estado sea lo más pequeño posible”, explicó a la AFP Vit Jedlicka, el autoproclamado primer presidente de Liberlandia.

Jedlika, de 31 años y miembro del Partido de Ciudadanos Libres (derecha), dice haber recibido 250.000 solicitudes de ciudadanía procedentes de todo el mundo, y espera recibir rápidamente un millón.

Para ser aceptado hay que “respetar al prójimo y sus opiniones, así como la propiedad privada”. Los comunistas, neonazis “y otros extremistas” no estarán admitidos.

El pequeño “Estado” está formado por 7 km2 cuadrados de tierra de nadie entre Serbia y Croacia, a orillas del Danubio, a 45°46’00.0″N de latitud y 18°52’00.0″E de longitud, según su web (http://liberland.org). Su capital se llama Liberpolis.

No more articles