Una investigación publicada en Science Advances, reporta que los antiguos orientales ya utilizaban el cannabis como droga hace unos 2,500 años, debido a que los humanos al igual que otras especies, han evolucionado con un gusto por las sustancias que causan alteraciones de la conciencia. El equipo de investigadores del Instituto Max Planck encontró “la evidencia inequívoca más temprana” del uso de cannabis como droga. Se trata de trazas químicas de cannabis con altos niveles del THC químico en braseros de madera encontrados en tumbas que datan de alrededor del 500 antes de la era común. Las tumbas se encuentran en el cementerio Jirzankal, cerca de la frontera de China y Tayikistán.Este cannabis psicoactivo fue probablemente “aspirado” como parte de los ritos funerarios de Zoroastro. Los investigadores creen que la marihuana era colocada sobre piedras calientes que estaban en un recipiente de madera. El ritual probablemente se hizo en pequeñas tiendas de campaña que se llenaban con el humo. No se han encontrado tiendas de campaña en Jirzankal, pero se ha encontrado una en otro lugar y la práctica fue descrita por el antiguo historiador griego Heródoto. El cannabis silvestre tiene niveles muy bajos de THC y dejaría rastros con cantidades similares de cannabinol y CDB. Pero se encontraron niveles mucho más altos de cannabinol que de CDB. Eso demuestra que las personas habían encontrado o criado cepas mutantes de cannabis con niveles más altos de THC en este momento.La planta de Cannabis sativa se domesticó dos veces. Fue cultivada por primera vez en el este de Asia hace al menos 3500 años por sus semillas, que se pueden comer o triturar para obtener aceite, y por sus fibras, que se usan para hacer cuerdas y ropa. Estas cepas de cáñamo tienen niveles bajos de THC, como las plantas silvestres que crecen en gran parte de Asia. Solo más tarde se criaron y cultivaron específicamente variedades de alto contenido de THC para obtener sus propiedades psicoactivas.

Fuente: N+1

No more articles