“Este estudio muestra por primera vez el papel causal de la dopamina en el placer y la motivación musical: disfrutar de una pieza musical, obtener placer de ella, querer escucharla de nuevo, estar dispuesto a gastar dinero en ella, depende en gran medida de la dopamina en nuestras sinapsis” Ferreri.

Un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences ha encontrado que la dopamina, un neurotransmisor que juega un papel importante en nuestro funcionamiento cognitivo, emocional y conductual, además en la motivación y el aprendizaje, desempeña un papel directo en la experiencia de recompensa inducida por la música, es decir, escuchar la música que amamos podría hacer que nuestro cerebro libere más dopamina.Para el estudio, los investigadores manipularon la transmisión dopaminérgica de 27 participantes mientras escuchaban música. En tres sesiones diferentes separadas por al menos una semana, los expertos administraron oralmente a cada participante un potenciador de dopamina (levodopa, que aumenta la disponibilidad dopaminérgica), un antagonista de la dopamina (risperidona; para reducir la señalización dopaminérgica) y un placebo (lactosa; un control). El equipo encontró que la risperidona afectó la capacidad de los participantes para experimentar placer musical, pero la levodopa la mejoró.

“En la vida cotidiana, los humanos buscan regularmente participar en experiencias sumamente complejas y placenteras, como escuchar música, cantar o tocar, que no parecen tener ninguna ventaja específica en la supervivencia. Comprender cómo el cerebro traduce una secuencia estructurada de sonidos, como la música, en una experiencia placentera y gratificante es una pregunta desafiante y fascinante”

Fuente: psyciencia.com

No more articles