Daniel Graglia aka Rhombic, es un músico-productor de 32 años de Córdoba, Argentina. Sus inicios se enfocaron principalmente en tocar la guitarra además de ser influenciado por el punk, hardcore, matal core y post hardcore.

Daniel, cuéntanos un poco sobre sus inicios en la música. ¿Cuáles fueron sus mayores influencias?

Mi primer acercamiento fue en mi infancia cuando mi hermano era DJ a comienzo de los noventa. Yo escuchaba los vinilos que él tenía. Había mucho new beat, euro dance, synth pop y el sonido de Bélgica; ahí comencé a soñar con ser DJ. Ya en mi adolescencia aprendí guitarra para poder tocar temas de mis bandas favoritas dentro del punk, hardcore y sus derivados; esto luego se transformó en mis propias composiciones, formar bandas con amigos y cada vez composiciones más complejas abarcando muchos estilos y, al mismo tiempo, siendo un aficionado de la electrónica. Todo esto de manera autodidacta hasta el día de hoy.

¿Cómo se dio ese empalme entre el rock y sus inicios en la música electrónica, y posteriormente cómo llegas al ámbito de la producción?

Se me dio por llevar mis composiciones en guitarra al sonido sintético en la computadora, lo que me abrió la puerta a meterme en el mundo de la producción, tratando de generar ese sonido que me había cautivado de niño, pasando por muchos estilos donde comencé mis primeras producciones de música electrónica.

En la cotidianidad, nos encontramos con muchas vivencias políticas, religiosas, filosóficas socioculturales, y un sinnúmero de situaciones. En este sentido, ¿hubo algún tema, momento o vivencia que haya sido determinante en lo que quieres expresar a la hora de producir techno?

Todo el entorno que lo rodea a uno es influencia. Tu día a día. Lo que sucede en tu mente, la realidad social que vivimos de manera tan diferente. Tu actitud frente a la vida, la unión de la ciencia con la espiritualidad, el arte abstracto, la evolución del hombre, el absurdo total. Son todos ingredientes que se reflejan a la hora de hacer mi música.

Y si me lo permiten, para mí el techno no puede dejar de ser político, más en un país como Argentina, donde hace décadas venimos en decadencia por gobiernos populistas.

También, no se puede negar que existe una creencia de que el sonido debe evolucionar, pero el techno ya es evolución, por lo tanto, las nuevas tendencias morirán.

Antes de esta entrevista tuvimos una charla previa, y me comentabas que como Rhombic iniciaste en el 2016, ¿cómo fue ese proceso que te llevo a incursionar como DJ?

El hecho de ser el único artista con este sonido en mi ciudad me llevó a motivarme para que el mundo sepa que hay para contar desde Córdoba, Argentina. Ya en esta faceta como productor techno y ahora DJ, me ha hecho madurar mucho más en lo musical. El tiempo invertido encerrado en casa haciendo nada más que música me ha dado mucha satisfacción y eso es algo que debe mostrarse, sin mencionar lo difícil que es saltar a la escena global estando tan alejado del foco principal que es Buenos Aires.

¿Hay alguna posición tuya respecto al performance del DJ, sobre ser un poco cauto o moderado respecto a tener presentaciones en vivo?

Para conseguir fechas, muchos DJs caen en el error de andar de trepador y vendiendo humo. Es inevitable que en algún momento si tu talento es real, te iras al éxito. No me va la de andar lamiendo botas y engrandeciendo a ciertos grupos. El talento es talento. Has trabajado de manera genuina, y es parte de la cultura de tu ciudad o país. Aquel promotor o ciclo que no puede ver eso, debería mantenerse al margen porque entorpecen el crecimiento de una escena. Y esta en el DJ/productor, quitar esas caretas.

Uno de los motivos principales de esta entrevista es dar a conocer un poco sobre Daniel Graglia aka Rhombic, como amante de la música y el arte, por un lado, y por el otro, el artista y productor. En concordancia con el lanzamiento para AL3 MOVEMENT de tu EP Darkest Hour, percibo un gran trabajo cargado de densidad con líneas de bajos y atmósferas contundentes, además de ciertas secuencias ácidas que se complementan en un groove que seguramente va ser demoledor en la pista. Háblanos un poco al respecto sobre la producción del EP, ¿qué te motivo tanto en lo sonoro como en lo ideológico, o de otro modo, a nivel mental que incidió y motivo la producción en mención?

Primeramente, gracias por valorar mi música, y como mencioné anteriormente, siempre tengo una temática y para este caso como el nombre del EP lo indica, la hora más oscura es cuando la mente se siente vulnerada por alguna situación que le pesa: la oscuridad es evidente en el proceso del sonido y acompañado de una base rítmica cruda y potente termina de dar coherencia al nombre.

¿Cómo ves el devenir de la escena electrónica en Argentina y ampliando un poco más, en Latinoamérica?

Dejando de lado ese mundillo que le hace mal a la escena, en cuanto a talento la veo muy bien posicionada ante el resto del mundo. No hay mucho que envidiar de artistas de renombre. Argentina siempre se caracterizó por dar grandes valores en la música. También, no se puede negar que existe una creencia de que el sonido debe evolucionar, pero el techno ya es evolución, por lo tanto, las nuevas tendencias morirán.

Lo mismo veo que está sucediendo en Brasil, Colombia, Chile y Perú. Muy bueno el nivel que están logrando y muchos artistas que sigo y tengo contacto con ellos, se están mostrando de manera muy autentica.

Acorde a la anterior pregunta, ¿cómo te ves en dicho devenir musical? ¿Cómo se proyecta Rhombic en los próximos cinco años?

Creciendo como siempre, me veo muy bien encarando nuevos proyectos musicales, girar por el mundo, continuar aprendiendo que para eso es esta vida.

No more articles