Sí usted recuerda con amor esa noche de ley seca en la que Luca Mortellaro se camuflaba entre la naturaleza de las montañas de Colombia, sabrá lo importante que es el regreso del artista, quien en 2016 tuvo un viaje inolvidable por el Amazonas, el cual represento en su álbum Self Mythology. Ahora, el jefe maestro, de Stroboscopic Artefacts, y quien se ha considerado uno de los productores más excitantes y ambiciosos del género technotendrá el honor de debutar en nuestro festival FREEDOM.

Antes de aterrizar a Medellín, el artista aceptó responder algunas preguntas de sus fans colombianos.

Jota De Los Rios: ¿Qué es que lo hace mantenerse en una escena que cada vez tiene más de dónde sacar?

Honestamente, no se trata de querer ser parte de la escena. Simplemente comparto una pasión común por el sonido con muchas otras personas y todos juntos componemos lo que ustedes llaman escena.

Emmanuel Pardo Restrepo: ¿Venís predispuesto a cumplir los gustos del público al qué vas a deleitar, o querés darle clases de lo bien que haces las cosas sin importar que el stage no se llene?

Como de costumbre, quiero dar a la multitud lo que no sabían que querían. :)

Faunes Efe: ¿Cuál es tu parte favorita del proceso creativo? ¿Existe la posibilidad de que toques en Medellín con Rrose como Lotus Eater?

Probablemente sea el comienzo de una sesión de producción en el estudio, cuando pruebes libremente cosas en las máquinas, sin darle demasiada forma final. Ese espacio de infinitas posibilidades me intriga. Por el momento no hay planes para una gira por Sudamérica como Lotus Eater.

William Salazar: ¿Cuál es la definición o significado de su álbum debut con Rrose?

Desglosar la música electrónica a lo que es esencial para los dos, creando algo junto a uno de los artistas que más admiro.

Cristian Agudelo: ¿Qué es lo que quieres proyectar con tu música?

Alimento para la mente y vibraciones para el cuerpo.

 

La escena global nunca será totalmente convencional, porque siempre que las cosas se vuelvan demasiado generales, siempre tendrá un movimiento natural desde el underground. Es el ciclo natural de las cosas. Y sí, ¡Sudamérica en estos momentos está en llamas!

 

MedellinStyle:

¿Su experiencia en el Amazonas influyó en su música y su dirección rítmica?

En una fase de mi vida, sí, en torno a la producción de Self-Mythology. Hoy en día ya no es tan directo, pero todavía está en mí y lo será para siempre.

Tu primera visita a Colombia fue en una finca. Ese día estabas feliz, la conexión era muy natural y el público quería seguir escuchando más tiempo. ¿Qué tan importante fue para ti llegar a un país desconocido y tocar en un lugar poco común, pero a la vez demasiado mágico?

Tengo que decir que fue un poco escalofriante al principio, pero cuando se desató la fiesta, todo era acerca del techno.

¿Qué tan importante es dejar la formula dentro del marco creativo para poder evolucionar en la arquitectura del sonido?

Mi fórmula para mantenerse fresco, es renovar completamente mi estudio y la cadena de sonido una vez cada 3-4 años. Cambiar el flujo de trabajo cambia mucho el resultado.

La gente dice que todo está inventado ya… ¿Cómo crees que la música tecno continúa generando nuevos arquetipos para avanzar y difundir sonidos nuevos, así como para inspirar a las nuevas generaciones?

Puedes decir eso sobre cualquier cosa honestamente. Así que es una frase sin sentido para mí. Reinventas desde tu experiencia, no desde la nada, por supuesto. Esa es una oración que proviene de una persona frustrada, y la frustración no es un tipo de sentimiento con el que me gusta relacionarme.

Ahora se dice que la escena de América Latina está aumentando, pero aún no se ha descubierto, mientras que en Europa está sobresaturada. ¿Crees que podría ser uno de los últimos lugares del alma de la música antes de que la escena global esté completamente industrializada?

La escena global nunca será totalmente convencional, porque siempre que las cosas se vuelvan demasiado generales, siempre tendrá un movimiento natural desde el underground. Es el ciclo natural de las cosas. Y sí, ¡Sudamérica en estos momentos está en llamas!

No more articles