INGRESA A NUESTRO CANAL WHATSAPP📱
🌏︎ FOR INTERNATIONAL BUYS CLICK HERE ✈
imago0095987418h-scaled-1

Entrevista Dj Hell: 35 años de Carrera Artística, su tributo a la música gay, inspiración, visión e innovación infinita

Le encanta sorprender. Para DJ Hell, abrir nuevos caminos y experimentar en todas direcciones es la base de su trabajo. Incluso hace más de 35 años, cuando Helmut Geier (su nombre real) tocaba dos bebidas sin alcohol gratis en los clubes bávaros de su tierra natal, tocaba lo que quería. Incorpora punk y rock a sus sets, mezclando new wave, EBM, electro, hip-hop, trance, house y techno. Ya con su primer single de producción propia, “My Definición de House”, que no es lo que hoy entendemos generalmente por house, demostró en 1992 que no estaba a la altura de ninguna expectativa. El infierno continúa haciendo esto constantemente hasta el día de hoy. Y como es difícil categorizarlo, inventó el subgénero del electroclash con su propio sello “International Deejay Gigolos”. Los artistas representados incluyen a Miss Kittin, Dopplereffekt, Laurent Garnier y Fischerspooner.

Su estilo ecléctico y poco convencional también se celebra en la moda. Hell creó un “set ácido de Chicago” para el desfile de Chanel en París. Posteriormente fue fotografiado por Karl Lagerfeld para la revista V. Otros diseñadores con los que trabajó incluyen a Helmut Lang, Donatella Versace y Raf Simons. Después de vivir dos veces en Nueva York (1993 y 2003), donde actuó como DJ con Jeff Mills en Limelight, Hell ahora viaja entre Munich y Berlín. En Viena, su “segunda casa”, acaba de producir su nuevo álbum “Zukunftsmusik”, que se lanzará en primavera junto con Peter Kruder. ¿Nos sorprenderá? ¡Hell yeah!

Comienza diciendo:
Trabajé en la industria musical a principios de los 90 como manager de A&R y lancé y recopilé la primera recopilación de trance de la historia, en Logic Records en Frankfurt, mientras que el primer disco que lancé, en R&S Records, fue My Definition of House Music. En ese momento, nunca pensé que comenzaría mi propia compañía, mi vida era producir y pinchar por todo el mundo.

A fines de 1996/principios de 1997 fundé Gigolo Records porque estaba ocurriendo algo nuevo: se avecinaba una revolución. Gigolo estaba a la vanguardia de este género y lanzó artistas como Miss Kittin & The Hacker, Fischerspooner, Vitalic, Tiga, Crossover de Nueva York, Zombie Nation y Mt. Sims de Los Ángeles.

Lanzábamos música de todo el mundo y recuerdo que dije que necesitábamos un nombre para este nuevo género, así que lo llamé “electroclash”. Alrededor de 2002, cambié por completo la producción musical hacia algo aún más experimental y diverso.

Antes vivías en casas ocupadas.
Desde finales de los años 1970 y especialmente en los años 1980 lo experimenté todo en vivo, sin generación futura, con el ambiente punk del fin de los tiempos. Por la noche llevábamos sacos de dormir en el maletero. Y entonces supimos dónde había casas vacías. No tan agradable en invierno. Era mejor quedarse con amigos que tuvieran calefacción. Tampoco te quitaste la ropa para dormir: te metiste en el saco de dormir con unos vaqueros y una chaqueta de cuero.

¿Cuándo empezaste a escribir/producir música y cuáles o quiénes fueron tus primeras pasiones e influencias? ¿Qué hay en la música y/o el sonido que te atrajo?
Comencé a aprender a tocar discos frente a una multitud alrededor de 1978. Mis primeras fiestas tuvieron lugar a principios de los 80. Toqué todo tipo de música frente a un público muy variado. Los estilos que presentaría eran más bien música punk, new wave, new romantics o dub y ska.

¿Cómo era la música electrónica en los años 60? ¿A quién seguías o con quién compararías tu sonido?
Nací en los años 60, así que la música electrónica estaba empezando y era más vanguardista y experimental. Los productores y músicos tenían que descubrir cómo manejar el equipo electrónico. Kraftwerk fue la primera banda que me fascinó por completo, su música era inaudita y nueva y tenía un toque romántico que sonaba muy transformador. Los años 80 fueron la década en la que se definió mucha música nueva y la gente buscaba algo nuevo y fresco. La cultura de los DJ era muy diferente.

Estoy seguro de que te han preguntado esto muchas veces, pero quería escuchar tu historia. El nombre DJ Hell parece paradójico, especialmente con el tema de amor y esperanza de este nuevo álbum. ¿De dónde proviene el nombre?
Mi verdadero nombre es Helmut. Durante 30 años he intentado responder a esta pregunta en una dirección diferente cada vez. Es un nombre de artista pegadizo y “infierno” en alemán significa “luz, brillante”. En inglés, el infierno es Lucifer: es oscuridad, es el fin del mundo, lo que sea. También me gusta que la gente piense que soy un tipo infernal. Parte de mi música en los años 90 era realmente oscura: el techno de Detroit. Había un poder oscuro saliendo de mi música en ese momento. Muy oscuro, muy poderoso, muy punk. Mucha gente me pregunta por qué no vuelvo a ese mundo otra vez.

Tienes un pasado muy histórico, comenzando como un artista electrónico que estuvo activo antes de la caída del Muro de Berlín. Me gustaría comprender mejor tu historia. ¿Puedes contarme más sobre tus inicios?
Entonces, en los primeros días, yo era bastante joven; iba a clubes nocturnos cuando tenía unos 15 años. Tratábamos de entrar dando pasaportes falsos, o alguien conocía a alguien que podía meterte dentro. Mis amigos y yo no estábamos contentos con la música que se tocaba dentro de los clubes a finales de los años 70. Había mucha buena música punk por ahí y los clubes no la tocaban. Entonces pensamos: “¿Por qué no hacemos nuestro propio evento y tocamos música punk?”. Fue la primera vez que comencé a pinchar, pero no lo llamaría así porque simplemente tocaba mis canciones favoritas.

Empecé a viajar a Londres para comprar los nuevos discos, porque aquí en Alemania no estaban disponibles. Esas noches que tocamos fueron bastante exitosas, pasaron muy rápido. Así que seguimos adelante. No teníamos dinero y todos teníamos una pequeña colección de discos. Reunimos todos nuestros discos para esa noche para poder tener seis o siete horas de música. Después de un par de semanas, empezamos a recibir mucha atención: muchos gerentes y propietarios de clubes vieron lo que estábamos haciendo. Creo que fue en el 79 o en el 80 cuando conseguí mi primer trabajo real como DJ. En ese momento tocamos diferentes bloques de música para diferentes escenas: estaban los mods, los punks y los góticos. Luego tuvimos algo de soul y ya existía el hip-hop temprano. En los años 80 no había ninguna casa, aunque sí estaban Kraftwerk, Gary Numan, Ultravox, ¿sabes? Lo único que no tocamos fue heavy metal.

Una mezcla ecléctica. Es interesante porque empezaste en el punk. Los géneros musicales cambian con el tiempo, pero el punk sigue siendo un elemento básico inquebrantable de los subgéneros musicales. ¿Qué piensas del punk actual como género o como estilo de vida, en comparación con cuando empezaste?
Estoy de acuerdo con el estilo de vida. Incluso a principios de los 90, la energía que todavía estaba ahí provenía del movimiento punk, tal vez más loco. Intentamos cambiar el mundo y hacer algo que nunca antes se había hecho: tratar de crear nuestro propio futuro nuevo.

Hay que recordar que en los años 80 hubo un período, cuando yo tenía unos 18 o 19 años, en el que los jóvenes creían que no había un futuro significativo para nuestro mundo. Vivíamos en el presente, no nos importaba el futuro. Cuando leí 1984 de Orwell, sentí que no había nada positivo que pudiera venir del futuro. Realmente creía en eso y no era el único.

Tienes una carrera impresionante. No tienes que demostrar nada a nadie en esta etapa. Creo que hiciste este disco así solo porque querías.
Hace media hora estaba en mi habitación de hotel pensando en otros DJ y productores que conozco de hace mucho tiempo. Ya no hacen música. No hace falta que te dé nombres, pero para mí, como músico, productor, remezclador y propietario de un sello, siempre ha sido muy importante expresarme. Siempre digo lo que pienso y, hoy en día, la gente tiene miedo de decir algo, incluso en la música.

Para la mayoría de los artistas, la originalidad va precedida primero por una fase de aprendizaje y, a menudo, de emulación de otros. ¿Cómo fue esto para ti? ¿Cómo describirías tu propio desarrollo como artista y la transición hacia tu propia voz? ¿Cuál es la relación entre copiar, aprender y tu propia creatividad?
Mi primer disco propio, “Mi definición de música house”, se publicó bajo mi nombre de DJ Hell en 1992 en un sello belga llamado R&S Records.
David Bowie dijo que nunca fue el primero en lanzarse a nuevas ideas y nuevos conceptos. En cambio, fue él quien los hizo identificables y exitosos. Entonces copiar es una parte muy innovadora de hacer arte y música.
Siempre intenté ser libre y pisar nuevos caminos, no limitarme a seguir fórmulas. Al mismo tiempo, también intenté sonar como la gente o los productores que amo.

¿Qué pasa con el universo más amplio de ideas que alimenta tu música?
Hay tantas inspiraciones diferentes. Por ejemplo, escribí una canción sobre el código del pañuelo en la cultura gay. Para un extraño, la letra parece una canción de amor, pero definitivamente no lo es si la escuchas atentamente. Ahora bien, no soy gay y eso es algo que todo el mundo me pregunta: “¿Por qué te centras tanto en la cultura gay?” En mi álbum, rindo homenaje a los primeros días de la música disco y house, a Paradise Garage en Nueva York o The Warehouse en Chicago, y a todos esos otros primeros clubes de house. Estos clubes eran frecuentados en gran medida por la comunidad gay y los DJ eran en su mayoría homosexuales, por lo que rindo un gran homenaje a la cultura gay porque influyeron fuertemente en mi carrera como DJ y productor.

¿Es por eso que querías este homenaje a la escena de los clubes de cultura gay en Nueva York en los años 80?
Meat District New York, clubs underground, mediados de los 80, DJs como Ron Hardy y Larry Levan, el “Warehouse” de Chicago y el club “Paradise Garage” de Nueva York. Allí se presentaron las primeras producciones house, era música de productores gay, DJ gay para público gay, una comunidad negra pura. Y todo surgió de la era disco de los años 70.
DJ-Hell: Soy fan de Tom Of Finland desde hace mucho tiempo, sigo su arte desde los años 70, cuando lo descubrí cuando era joven. En algún momento tuve la idea de tener sus dibujos animados para un vídeo. Así que escribí a la Fundación en Los Ángeles y esperé semanas para recibir una respuesta. Luego les pedí a mis amigos en Los Ángeles que dejaran una caja de chocolates con mi pedido en la puerta de su casa. Y finalmente obtuve una respuesta y acceso a la Fundación. Pregunté si me venderían los derechos de los dibujos del video de mi sencillo “I Want You”.

Y así todo el tema gay se convirtió en el tema principal del álbum. Las primeras culturas disco y house provinieron de la comunidad gay: los primeros DJ fueron todos hombres homosexuales negros, Larry Levan en el Paradise Garage de Nueva York, Frankie Knuckles en el Warehouse y Ron Hardy en el Music Box de Chicago. Tocaron en clubes gay para la comunidad gay. Esto ha influido en mi vida, mi trabajo, mi trabajo de DJ y productor. Incluso fui una vez al Paradise Garage en Nueva York…

¿Comunidad negra Reina?
Comunidad negra pura. Una comunidad gay negra. Para muchos estadounidenses conservadores, esto, combinado con el tipo de música, era, por supuesto, la máxima provocación. Incluso hubo quemas de discos anti-disco en un gran estadio de Chicago. Los primeros discos house fueron todos de productores homosexuales negros. Sólo quería retomar eso nuevamente con el álbum. Es un homenaje a todo este movimiento. Mi arte y mi vida se basan en este tipo de música y este arte. Todo mi trabajo se basa en esta escena y cultura gay clandestina. Simplemente pensé que tenía sentido enfatizar esto nuevamente en 2017, también visualmente a través de un video en cooperación con Tom of Finland [Tom of Finland es un artista finlandés que murió en 1991 y es famoso por sus dibujos homoeróticos]. Tom of Finland no tiene nada que ver directamente con la cultura de la música house, pero simplemente lo usé para mi video [de “I Want U”], volé a Los Ángeles y obtuve los derechos de todos los dibujos de Tom of Finland comprados en Finlandia. Y en Berlín lo edité con un video animador y le di vida. Funcionó muy bien, ya tenemos alrededor de 750.000 clics en YouTube.

Los primeros DJ fueron todos hombres homosexuales negros: Larry Levan, Frankie Knuckles, Ron Hardy. Esto ha influido en mi vida, mi trabajo, mi trabajo de DJ y productor.
¿En realidad? No conozco mucha gente que pueda decir eso.
Visité Nueva York por primera vez en los años 80. Una noche unos amigos me llevaron a un club que todavía estaba abierto. Y pensé para mis adentros: ¿Qué está pasando aquí? Era una sala enorme con un sistema de sonido increíblemente bueno. No se podía ver al DJ porque la cabina del DJ estaba bastante arriba del techo. Había house vocal y acid house. Estaba confundida y totalmente emocionada al mismo tiempo. Pensé, esta es la revelación, esto es lo mío.

Sólo después me di cuenta de dónde estaba. También recuerdo otra fiesta en Nueva York donde había hombres súper guapos en el escenario con calzoncillos y botas de Calvin Klein. Esa fue una experiencia para mí, incluso como hombre heterosexual. Siempre me preguntan por qué, siendo un hombre heterosexual, hago este homenaje a la cultura gay.

Fuiste el fundador de International Deejay Gigolo Records. ¿Qué crees que significó tu sello para el desarrollo de la escena de clubs en Alemania?
Para Alemania y Europa, fue el mayor impacto que te puedas imaginar. El primer año, 1996, dije: “Solo hacemos vinilos y nada de promoción”.
El segundo año, empecé a colaborar con equipos de prensa y promoción en Berlín, Londres, París, Barcelona y Nueva York. A partir de ese momento, hubo un gran revuelo y pensé: “Tenemos que darle un nombre que la gente pueda entender lo que está pasando y lo que estaba haciendo Gigolo”. Nació el electroclash y no solo el mundo de los clubes, sino también el mundo del arte y la moda se unieron a este movimiento. Ahora hemos tenido alrededor de 340 lanzamientos a lo largo de los años y todavía seguimos haciendo lo que hacemos.

¿Cómo llegaste a ser DJ residente en algunos de los clubes más importantes de Berlín?
DJ Hell Recibí una oferta de la tienda de discos Hard Wax. Y comencé a trabajar en X-Berg en 1992. Mucha gente me conocía antes como DJ y como comprador de discos. Al principio yo era el Señor Nadie de Munich. Pero poco a poco tuve algunos defensores en Hard Wax en aquel entonces. Para mí, ese fue el punto de inflexión en mi carrera como DJ: de repente tuve contactos internacionales. También vinieron los habitantes de Detroit que habían jugado en el Tresor; o DJ modelos a seguir de Chicago y Nueva York. Esto me abrió un mundo: de repente estaba en contacto directo con todos los protagonistas; A partir de entonces también me contrataron a nivel internacional.

También lanzaste la primera compilación de trance, “Logic Trance”, en 1992.
“Logic Trance”, como mucha gente no sabe, fue en realidad la primera compilación de trance del mundo. Ahora lo he escuchado de nuevo y actualmente he incorporado algunos temas a mi set actual porque vuelve a ser contemporáneo. Como se llame música cósmica o música trance. Un tema que estoy reelaborando actualmente eLo tocaré mañana por la noche también [en About Blank en Berlín]. Por supuesto, esta recopilación de trance también influyó en el nuevo álbum “Zukunftsmusik”. Las influencias que hay no son sólo musicales sino que también vienen de todos mis viajes, de todas mis experiencias, de hablar con gente como tú, de experiencias que me pasan a mí. También soy una persona normal (risas) que va al cine y lee libros o periódicos todos los días y absorbe claramente toda la información y la procesa por mí mismo. Por eso sólo he podido producir un álbum cada cinco años. Suceden muchas cosas durante ese tiempo y tienes que tomarte el tiempo para procesarlas realmente y luego resolverlas artísticamente. Para mí, un álbum de artista nunca fue una herramienta para conseguir más pedidos. Ésta es una forma artística de realización, como escribir un libro. Creo que este es mi quinto álbum y también creo que es uno de los mejores y más interesantes álbumes que he creado hasta ahora. Ya lo dije con “Teufelswerk”, pero ahora se ha vuelto más sofisticado y mejor, todo.

Más tarde el techno se hizo enorme, también con el Love Parade. ¿El Techno vendió su alma con esto?
DJ Hell Eso es demasiado simplista para mí. Por supuesto, ahora existe el techno empresarial, en el que la gente viaja con el equipo de redes sociales en aviones privados. Pero siempre hubo una escena próspera (no quiero decir escena underground). El techno tuvo un renacimiento hace diez o quince años, especialmente gracias a Berghain.

Berghain también es un club muy gay.
DJ Hell, siempre me pareció particularmente atractivo. Mi mejor amigo Rok era la llamada “diva terrorista de Obergay”. Fue perfecto que el techno recibiera una respuesta tan fuerte de la comunidad gay de Berlín. Esto significa que el techno también ha crecido con fuerza a nivel internacional. Y eso ya ocurría en los años 80 en el Metropol de Nollendorfplatz, cuando Westbam tocaba allí. La vida nocturna era la cultura gay. Esto ha ido creciendo aquí en Berlín a lo largo de los años y siempre lo encontré completamente lógico. La cultura de la música house y techno en sus orígenes en Chicago y Nueva York era puro poder gay: DJ gay, clubes gay, productores gay. Cielo 100 por ciento gay.

Diriges un sello, pinchas, produces y viajas sin parar. ¿Cómo priorizas y sigues adelante año tras año?
DJ Hell: “Este estilo de vida de hacer música, viajar y dirigir sellos se convierte en un estilo de vida de 24 horas al día, así que lo más importante para mí es que no debería parecer que estoy trabajando. Quiero seguir haciendo las cosas que me gustan porque esta es mi vida. He decidido hacer esto hasta el final de mis días y si empezara a sentir que tengo que hacerlo porque necesito el dinero o por alguna otra razón, no lo haría. Intentaría ser entrenador de fútbol. Todavía disfruto mucho de estar en la industria musical y trabajar con Bryan Ferry, por ejemplo, he alcanzado un nivel que nunca soñé que sería posible. Mi pregunta ya es, ¿cuál es el siguiente paso? ¿A dónde puedo ir después de este álbum?”

Un DJ es un…
Artista. Un intérprete, artista o maestro de ceremonias. Viajo mucho, conozco mucha gente, pero también soy productor, diseñador de sonido, arreglista y músico. Los invitados esperan algo especial de DJ Hell, y eso quiero demostrarlo cada semana.

Muchos productores hoy en día sólo quieren tocar su propia música como DJ.
Esto es un fenómeno, sí. Conozco a muchos colegas estimados que piensan que son tan famosos que la gente sólo quiere escuchar sus canciones. Lo cual, por supuesto, es cierto hasta cierto porcentaje. Soy exactamente lo contrario, no toco mis canciones cuando soy DJ.

 

Entonces ha llegado a conocer todas las facetas de su profesión. ¿Qué te parece atractivo de ser DJ?
¿Y qué es más desagradable? La magia especial de mi profesión sigue nutriéndose de los momentos insondables e imprevisibles de la vida nocturna, así como de la música que es vehículo de todo ello. La parte menos glamorosa de la historia del DJ es y sigue siendo el viaje, la vida en constante movimiento o en el aeropuerto y en los hoteles.

¿Podrías contarnos un día de tu vida, desde una posible rutina matutina hasta tu trabajo? ¿Tienes un horario fijo? ¿Cómo se retroalimentan la música y otros aspectos de tu vida? ¿Los separas o intentas combinarlos a la perfección?
Me siento mejor haciendo música por la noche. Me resulta natural después de trabajar como DJ durante más de 40 años. Las sesiones largas son muy bienvenidas, no tengo ningún problema en trabajar 8 o 10 horas en el estudio.
Lo más importante es que todos los involucrados estén de buen humor y aporten lo mejor que puedan. Por eso es muy importante que todos estén muy motivados y superen sus límites.

¿Podrías describir tu proceso creativo a partir de una pieza o un álbum que te resulte especialmente querido, por favor? ¿De dónde surgieron las ideas, cómo se transformaron en tu mente, con qué empezaste y cómo refinas estos comienzos hasta convertirlos en una obra de arte terminada?
Sólo puedo hacer música cuando tengo algo que decir creativamente. Necesito conceptos e ideas antes de empezar a trabajar en un álbum. Las ideas surgen de la vida cotidiana, de conocer gente, viajar, tocar en festivales y discotecas, escuchar música nueva o inspirarte en músicos que te influyeron. Cuando se trata de techno, la fórmula para mí siempre fue ir a donde ningún hombre había ido antes.

Existen muchas descripciones del estado mental ideal para ser creativo. ¿Cómo es para ti? ¿Qué respalda este estado mental ideal y qué son las distracciones? ¿Existen estrategias para entrar más fácilmente en este estado?
Las estrategias me ayudan a empezar a trabajar en nueva música. Pero al mismo tiempo necesito descubrir nuevos caminos. El desafío es no repetirme, sin dejar de sonar como yo mismo o trabajando en una firma típica del Infierno. Cuando trabajé en la nueva versión de “Cold Song” de Klaus Nomi, fue la primera vez que entré en la música clásica o en la ópera.
Para ser creativo y trabajar en el estudio, necesito tener hambre de música nueva. Lo mejor es no tocar nada durante un mes y luego concentrarte cada día en nuevas ideas.

¿Cómo se relaciona tocar en vivo y escribir música en el estudio? ¿Qué logras y sacas personalmente de cada experiencia? ¿Cómo ves la relación entre improvisación y composición en este sentido?
Me encanta improvisar y experimentar con todo cuando hago música. Tocar como DJ todos los fines de semana te brinda muchas aportaciones y nuevas ideas, además de escuchar a otros DJ y analizar el sonido de su música.

Nuestro sentido del oído comparte conexiones intrigantes con otros sentidos. Según su experiencia, ¿cuáles son algunas de las superposiciones más inspiradoras entre diferentes sentidos y qué nos dicen sobre la forma en que funcionan nuestros sentidos? ¿Qué sucede con el sonido en sus fronteras más exteriores?
El mundo de la moda siempre fue una parte principal de mi mundo. Entonces a partir de ahí dar el paso al mundo del arte era más o menos lógico. Intento combinar todos estos elementos al crear algo nuevo. Durante este proceso ya estoy pensando en los visuales y una posible portada y en cómo me gustaría promocionarlo todo juntos. No puedo separar estas ideas.

Últimamente has disfrutado que tu propio avatar te represente en obras de arte y videos. ¿Para usted, la realidad virtual representa una alternativa seria a la presencia física, tanto por parte del artista como del público?
Todo está todavía en el principio y en fase experimental. No veo un DJ avatar como un sustituto de la presencia física en los clubes, sino definitivamente como una variante para el futuro.

¿Podría decirme cuál es su ranking personal de clubes?
Todos los clubes son igualmente importantes: ¡desde Pacha hasta Rote Sonne y Kong!

¿Te gusta ser el centro de atención?
Especialmente no me gusta que me iluminen los faros. Prefiero jugar en la oscuridad para poder concentrarme mejor.

 

¿Cómo sabes lo que la gente espera de ti?
Lo que funciona en Berlín no funciona en Múnich y viceversa. Esto es ciencia empírica; soy un sismógrafo. Frente a mí hay jóvenes de un tercio de mi edad. Puedo prepararme muy bien y, sin embargo, la velada resulta completamente inesperada. Tengo que reaccionar espontáneamente y cambiarlo todo.

¿Cuál es el estereotipo más grande sobre ti y los DJ en general?
Todos somos drogadictos y alcohólicos, ególatras y, sobre todo, megalómanos. Esto es fundamentalmente incorrecto. Como consciente y muy saludablemente, no fumo, no bebo alcohol y duermo regularmente de nueve a diez horas como los mejores atletas.

¿Qué sabes ahora que desearías haber sabido cuando eras más joven?
No sabía que seguiría haciendo lo que estoy haciendo. Simplemente creía en lo que estaba haciendo, pero no sabía que habría un futuro. Me habría alegrado si alguien me hubiera dicho que seguiría haciéndolo veinte años después, porque ya era DJ cuando tenía dieciocho años.

Sr. Geier, ¿es hora de jubilarse como DJ a los 60 años?
Éstas son viejas formas de pensar. Como artista, nunca eres demasiado mayor para tu pasión.

Como persona que ha estado en la industria durante tantos años, ¿qué consejo le darías a un adolescente que quiere dedicarse a la música? Dile algo que te hubiera gustado escuchar al principio.
Siempre escuchaba a los maestros, a los grandes DJ como Jeff Mills o Derrick May, los veía tocar y actuar, para poder aprender y mejorar.
Más tarde, Derrick me hizo un gran cumplido cuando dijo que yo era el DJ blanco “más negro” que había escuchado nunca.

¿Qué crees que todavía te queda por hacer en la música? ¿Hay algo que no hayas hecho y que te gustaría hacer? ¿Cuál es tu próximo proyecto?
Cuando eres músico, productor, DJ o dueño de un sello discográfico, no se plantea dejar lo que haces, hacer algo diferente o retirarte. Los músicos de jazz se han convertido en músicos de jazz.

¿Qué se vuelve más fácil cuando envejeces?
Obtienes más información sobre la vida. Obtienes más experiencias. Me habría encantado tener un mentor en su día que me diera todos estos conocimientos, pero por otro lado, si alguien me pidiera que le diera un consejo, le diría que tienes que descubrirlo tú mismo.

¿No crees que eso podría haber quitado parte del fuego de tu impulso para triunfar?
No. Estuve muy interesado en la música la mayor parte de mi vida. Quizás sería más relajado. Ni siquiera tenía dinero para comer. Esa es la verdad.

Qué consejos le darías a los jóvenes DJ/Productores?
Yo diría que los artistas con mayor longevidad son los que encuentran un sonido y lo trabajan, y se mantienen fieles a ese estilo. Estos chicos no siguen tendencias, crean arte y eso tiene su sello. Encuentra tu sonido, hazlo tuyo y mantente fiel a él.

La guerra entre Israel y Palestina también es mala y quizás incluso más polarizadora. ¿Cómo te sientes al respecto?
La música dance, el techno y el house siempre han sido políticos y se perciben como la mayor forma de arte de finales del siglo XX. Pioneros como Underground Resistance fueron los primeros activistas en este entorno y, para mí, los mayores innovadores en el género. Creo que la cultura de discoteca y sus pistas de baile tienen una importancia vital, y si algo cambia aquí no es sólo una tendencia. Muestra de qué estamos hechos y expresa el cambio, el caos y la fragmentación que estamos viviendo actualmente. La silenciosa generación del techno europeo es probablemente un fenómeno del zeitgeist, y sólo unos pocos protagonistas adoptan una postura clara sobre los temas actuales. En mi opinión, sin embargo, las vanguardias artísticas siempre tuvieron la obligación de opinar, abordar temas y expresarse artísticamente.

¿Cómo se compara la sensibilidad sudamericana con la europea? ¿Según tu experiencia, la gente allí es realmente más cálida o es un mito?
“No es un mito, la gente está realmente abierta a todo el mundo y muy interesada en la cultura europea”.

¿Algo más que agregar?
Libera tu mente y tu trasero te seguirá (George Clinton)

Te esperamos este Viernes 26 de Julio en Deep, ultimas entradas a solo 55 hasta Martes 18 a las 11:59PM