Entrevista: Charlamos con Ricardo Garduno, el jefe de Illegal Alien Records

Antes de despedir el 2020, nos reunimos con Ricardo Garduno después de la fiesta que nos ofreció el artista mexicano en una fábrica industrial a las fueras de la capital colombiana el pasado mes de diciembre.  El fundador de Illegal Alien Records nos recibió en el lobby del hotel treinta minutos tarde y con cara de almohada, pero no lo culpamos porque unas horas atrás estuvo dándonos una catedra de techno en una fábrica industrial hasta las ocho de la mañana en la fiesta organizado por los colectivos Bruit y Disorder. Esa tarde que íbamos a hablar con él, se le veía bastante optimista porque sentía que todo iba bien con sus proyectos musicales. “Las ventas no han bajado porque ahora son más las personas que compran discos”, nos decía feliz mientras nos preparábamos para iniciar la entrevista. “He pasado navidad aquí en Colombia porque tuve más presentaciones de las que tenía proyectadas por el territorio”, añade.

El podcast de su sello ha cumplido cien ediciones y para el mes de diciembre del 2020 el DJ centroamericano ha decidido invitar a Oscar Mulero para que grabe una sesión en su programa radial. “Empecemos esta conversación, pero toca que me tengas paciencia porque soy malo para las entrevistas”, nos decía tímidamente a nosotros.

¿Cómo has estado estos últimos meses que han sido difíciles para todos los actores de la industria?

Me siento tranquilo porque mi familia está sana y salva de cualquier enfermedad. Estoy contento a pesar de las circunstancias sanitarias en las que todos nos encontramos inmersos. La pandemia me permitió descubrir que los consumidores de la música de nuestro sello también resultan ser los fanáticos que coleccionan nuestros lanzamientos. Los artistas, por obvias razones, compran la música por su trabajo, pero es gratificante saber que los ravers consumen nuestras producciones. No me puedo quejar en general porque he tenido más fechas de las que tenía pronosticadas en esta gira que he hecho por Colombia.

En la página oficial de tu sello atribuyes el nombre de tu proyecto discográfico al estatus de inmigrante que obtuviste en Estados Unidos cuando residiste allí. Si pudieras devolver el tiempo y evitar los errores que pudiste haber cometido al inicio de tu proyecto, ¿cuáles evitarías con Illegal Alien Records?

Son muchos los errores que se cometen al principio cuando inicias un proyecto y buscas construir una marca. Es muy difícil desde un comienzo hacer las cosas perfectas cuando caminas solo por los senderos de la vida sin una persona que te vaya guiando. Aprendí a gestionar un sello yo solo, cometiendo errores garrafales y siguiendo el ejemplo de grandes compañías disqueras del género. Fue mucho tiempo después que pude constituir un equipo robusto de trabajo que planteaba ideas sobre la mesa y que me permitía cumplir los propósitos que había querido hacer. A pesar de lo dificultoso que ha sido este viaje, no cambiaría nada porque siento que todo este andar tenía que ser así como se desarrolló. Actualmente no tenemos la fórmula mágica, pero sabemos agradar a la gente a través de nuestro trabajo diario en la industria musical.

Entrevista: Charlamos con Ricardo Garduno, el jefe de Illegal Alien Records
Miembros del sello de izquierda a derecha: Dig-it, Dj Saint Pierre, Fixeer, Fixon, Mari Mattham, Ricardo Garduno, Unkle Fon.

Para introducirnos más en tu proyecto, hablemos sobre la perspectiva que tienes sobre la industria discográfica en Latinoamérica y sobre cómo está tu sello posicionado en el continente. En primera instancia te preguntamos: ¿Qué opinión te merece la industria discográfica en Latinoamérica?

Aunque suene extraño, existe muy poca información sobre el tema. Hay muchos sellos digitales en Latinoamérica que tienen muy buena música pero que cometen muchos errores porque no saben las maneras ni las formas de cómo moverse en la industria musical. Lastimosamente son esas fallas muchas veces los factores de aprendizaje de muchos artistas del medio. Es difícil dar el paso a hacer algo más profesional y los costos son diferenciales a la hora de sacar música en este lado del globo. Es por eso que muchos sellos en Latinoamérica no les alcanza el dinero y deben compensar los gastos a pagar, a la hora de sacar un disco, en aspectos que consideran secundarios como las portadas o el mismo mastering. Por ahorrarse algunos pesos la gente comete el error de creer que todo el proceso lo pueden hacer en solitario.

En segunda instancia nos gustaría saber: ¿Cómo ves tu sello frente otras compañías discográficas en Latinoamérica?

A través de la compañía disquera siempre hemos buscado promover temáticas como la eliminación de los límites territoriales, el establecimiento de la igualdad, la abolición del racismo y la precipitación del clasismo. En algún momento tuvimos un slogan que decía: “Si compartimos las mismas estrellas, ¿Por qué tenemos fronteras?”.

Veo a Illegal Alien Records bastante fuerte en Latinoamérica. Somos de las pocas compañías en el continente que actualmente es reconocida en otros lugares del mundo. Esto nos ha costado porque muchas veces la música que se hace en Latinoamérica es ignorada. Hemos remado y remado contra la corriente hasta conseguir un lugar en la industria mundial. Ya son trece años que llevamos con el proyecto buscando ajustar tuercas para que todo marche bien. Casi siete años aproximadamente nos costó llegar a un punto de equilibrio en donde mediamente pudiéramos trabajar cómodos. Existen otros sellos que sobresalen y que bueno sería que nos pudiéramos expresar de los sellos latinoamericanos, de la misma forma en que nos expresamos de los sellos europeos.

El proyecto musical tiene un trabajo gráfico en cada portada e imagen muy original y particular. ¿Cómo llegaron a la línea gráfica que manejan con el sello?

Siempre buscamos llevar la línea grafica del sello acorde al significado que le habíamos atribuido a Illegal Alien desde un comienzo. A través de la compañía disquera siempre hemos buscado promover temáticas como la eliminación de los límites territoriales, el establecimiento de la igualdad, la abolición del racismo y la precipitación del clasismo. En algún momento tuvimos un slogan que decía: “Si compartimos las mismas estrellas, ¿Por qué tenemos fronteras?”. Cuando cumplimos diez años elegimos acompañar los trabajos con arte fotográfico muy crudo que reflejaba la emigración de personas en todo el mundo. Después de que le dimos a entender a las personas el significado de lo que somos y de lo que buscamos representar, reducimos la crudeza de las portadas. Hoy en día manejamos muchas montañas y paisajismo que reflejan la política sin fronteras que buscamos transmitir como artistas.

Dando continuación a la pregunta anterior sobre la línea gráfica te preguntamos: ¿Qué consejo darías a las personas que están manejando un sello sobre la línea gráfica?

Siempre recomiendo el significado con el que se lanzó el sello y no hacer portadas de discos por salir del paso. A una casa disquera no se le puede llamar a la ligera Maquina Oscura Records sino manejas un significado frente a ese nombre. Cuando ya tienes el concepto creado y definido, se establece una línea gráfica. No debería tener sentido que en Illegal Alien sacáramos todas las portadas con calaveras porque esto no va en consonancia con lo que significa la compañía discográfica.

Entrevista: Charlamos con Ricardo Garduno, el jefe de Illegal Alien Records

Hablemos ahora sobre aspectos muy importantes como la distribución musical y la periodicidad en la producción de lanzamientos. Nos gustaría saber la razón por la que le has apostado bastante al formato cassette.

No solo nosotros lo estamos haciendo. En la actualidad existen sellos como Semántica que manejan el cassette y tienen bastante acogida. Establecimos esta modalidad cuando nos dimos cuenta que no solo los DJs compran música. Mucha gente esperaba con alegría el regreso de material físico para coleccionarlo. Tambien existen algunos beneficios de comprar en este formato en Bandcamp, por ejemplo, porque cuando compras los casetes, no tienes que pagar por los archivos digitales. A la larga si observamos en perspectiva el cassette, este resulta ser agradable por la calidez que aporta la cinta a la música. Lógicamente estos resultados no los puedes lograr al sacar la música en digital.

En promedio, Illegal Alien Records está sacando entre uno y tres lanzamientos mensuales. Muchos sellos se preguntan si resulta mejor sacar un lanzamiento o diez con sus proyectos musicales. ¿Es mejor sacar pocos o muchos trabajos musicales en un mes?

Hoy en día existe tanta música y tantas casas disqueras que las producciones se han convertido en algo desechable. Es por eso que desde mi perspectiva considero que es mejor manejar un punto intermedio: no sacar tanta música, pero tampoco dejar pasar largos periodos de tiempo sin sacar discos para que te mantengan en el radar.

Déjanos saber para aquellas personas que tienen muchos deseos de progresar con sus proyectos discográficos pero que no han podido consolidar una línea sonora y un alma musical, ¿qué consejos darías para poder definir una línea sonora de manera exitosa? Hay disqueras que se enfocan en una sola línea y hay disqueras que tienen un abanico más amplio de líneas musicales. En el caso de Illegal tratamos de manejar un espectro musical amplio de techno porque sentimos que podemos transmitir diversos mensajes y porque a través de un vasto arco iris musical también podemos tener mayor cantidad de seguidores. ¿Por qué tenemos que limitarnos si podemos encontrar desde los sonidos más crudos hasta los sonidos más melódicos en un género como el techno? Hay casas disqueras que sacan música de una sola vertiente, y no es algo que este mal, pero esto a la larga puede llegar a ser un error.

Entrevista: Charlamos con Ricardo Garduno, el jefe de Illegal Alien Records

Importante preguntarte también, ¿cómo sobresalir frente a los dos millones de discos que existen en las plataformas digitales?

Sobre el tema de sobresalir y ser diferencial frente a los dos millones de discos que existen diría que desafortunadamente, por más de que algo sea bueno hoy en día, siempre puede ser mejor y ese “mejor” llegará mañana. En los noventa no había tanta gente haciendo cosas como ahora y la gente realizaba música más pausadamente. Hoy en día terminas de hacer una canción en la mañana y en la noche esta publicada en las plataformas de venta. Quizás lo único que se pueda hacer para poder generar algo de recordación en el público es crear material con un alma y de una gran calidad musical. Son muchos los temas que boto a la basura porque no me gusta sentarme a hacer música en el estudio por cumplir con la cuota mensual de producciones. Botar canciones a la papelera de desechos de vez en cuando no está mal porque la tarea es hacer álbumes hoy en día que tengan algo que la gente recuerde.

Algo que los curadores de proyecto musicales no tienen en cuenta es la selección de artistas. ¿Cómo seleccionar de manera correcta a buenos artistas para estrenar nuevo material musical?

Fuera del gusto musical para seleccionar, hay que estudiar y prepararse para cumplir el papel de A&R dentro de un sello discográfico. Desde mi posición como artista que participa en esa tarea dentro del proyecto, opino que aparte del nivel sonoro de un productor, como aspecto inherente, un factor muy importante a tener en cuenta es la imagen que el personaje refleje en redes sociales. Si ves que es una persona que maneja con seriedad sus perfiles y no es un individuo que descuida la forma en cómo lleva su carrera artística en la red, te das cuenta de su actitud. Aunque la música sea el aspecto que tome la mayor parte del crédito, tu imagen en las plataformas y la forma en como muestras lo que haces en redes sociales deja mucho que decir sobre ti.

Ya hablando sobre el futuro, ¿cuáles son los proyectos que tiene el sello en la actualidad, después de haber logrado grabar con artistas que muchas otras compañías vislumbran como objetivos imposibles?

En realidad, no pensamos que ya lo hayamos logrado todo. Estamos motivados a seguir remando en el mar. Buscamos seguir sacando nuevos talentos a relucir y queremos seguir colaborando con artistas establecidos en la industria. Nos gusta que grandes artistas acepten colaborar con nosotros porque sepan que hacemos las cosas bien. Muchos productores ya tocan nuestra música, pero queremos que muchos otros nos sigan la pista. La gracia de todo es no perder la emoción por este trabajo porque el día en que esto deje de ser emocionante y se convierta en un simple negocio todo dejará de tener sentido.

Entrevista por Andrés Mateo Lozano Guzmán