Enfrentarse a un show de Steevio, ya sea en solitario o con su amiga Suzybee, es atender el llamado entre hombre-máquina de ritmos improvisados en tiempo real que crean resultados intrínsecamente funky con un aumento de visión salvaje, cinético, psicodélico y potente que es nutrido por un groove grueso y se ve acompañado por un contacto visual donde las imágenes se vuelven parte del show, generando sonidos y contacto personal con el espectador.

Conocido por ser uno de los artistas activos de la historia underground del Reino Unido, Steevio fue uno de los primeros en codirigir un club de electro y funk en su país, llamado The Sidewalk, llevándolo a entregar su vida al techno que, posteriormente, hizo que diera un salto a los sistemas modulares donde sus lanzamientos en vinilo se extraen de horas de grabación de sus sesiones de práctica improvisadas en el estudio, convirtiéndose en un proceso creativo que siempre sale estrictamente de una sola toma.

Él, quien actualmente es uno de los fundadores del festival Freerotation y sello Mindtours, estará con todo su sistema modular en nuestro festival FREEDOM 2020 para entregarnos un show inimaginable, donde Suzybee se apoderará de las pantallas para aportar sus animaciones a medida y sensibilidades oculares conectadas al live de Steevio.

Por primera vez, Steevio aceptó hablar para un medio latino, y este fue el resultado.

Empecemos hablando sobre tus cambios musicales. ¿Cómo llegaste a ser parte de una banda de rock, para luego terminar siendo atrapado por el techno y organizar fiestas?

Fui baterista en bandas de rock desde los 16 años. Luego, a los 20 años, recurrí al bajo en una banda de punk, y luego toqué la guitarra en una banda de rock ácido/psicodélico cuando tuve 30 años.

Tuve un hechizo haciendo electro fundido con grunge desde 1983 a 1986, y organicé mis primeros eventos cuando dirigí un club de breakdance/electro/hip hop en el Reino Unido; y esta fue mi introducción a las cajas de ritmos y la música electrónica. Yo era el programador de la caja de ritmos y el bajista de la banda underground Acid. Regresé a la guitarra por unos años, pero cuando escuché por primera vez el techno, fue que decidí dejar atrás la música rock y, desde entonces, no he tenido interés en ello. Vendí todas mis guitarras y compré dos TB303, una TR909 y dos SH101 alrededor de 1992.

¿Puedes transpórtanos un poco a esa fiesta que te hizo pensar que tu vida estaba al lado de la música, especialmente la electrónica?

Realmente estudié arquitectura en la Universidad, pero siempre supe que la música era lo mío, y la música electrónica realmente me atraía, ya que podía hacerlo todo yo mismo, sin depender de otros músicos. Además, las posibilidades parecían infinitas. En contraste con la música rock, estaba en un callejón sin salida.

Luego de organizar fiestas, tuviste un encuentro amoroso con las máquinas. ¿Cuáles fueron esas primeras cosas que te enamoraron y qué era lo que más te volvió loco en ese entonces?

Era totalmente adicto a la TB303 y TR909. Podía sentarme durante horas simplemente ejecutando bucles simples en la TB303 y quedarme totalmente desconectado. Mi primer nombre techno de artista fue 3000003, y mi primer lanzamiento tenía 5 x 303. De ahí proviene el nombre. Curiosamente, ahora no puedo soportarlo, todavía tengo las máquinas, pero nunca las uso, se han usado tanto que ahora cuando escucho una pista ácida, no puedo escucharla.

Soy un músico autodidacta con todos los instrumentos o sistemas que he usado. Solo leo los manuales y experimento, pero nunca salí a crear deliberadamente mi propio sonido, sin embargo, una cosa que no me gusta, es copiar lo que ha pasado antes. Es por eso que me mudé del acid techno, porque comencé a sonar como todos los demás.

¿Cómo dirías que el rock, el techno y la época de los raves, ayudó a formar tu sonido?

El rock no tuvo absolutamente ninguna influencia en mí una vez que me mudé al techno, simplemente seguí adelante. Estuve muy involucrado en la escena rave y free party desde 1989 hasta que comencé Freerotation a principios de la década del dos mil. Solía ejecutar sistemas de sonido y viajar por el Reino Unido y Europa en un viejo autobús. A veces estaba en la carretera durante seis meses seguidos, así que absorbí todos los sonidos y vibraciones de la escena, y tuve la oportunidad de tocar en vivo. Entonces, mi estilo se acaba de desarrollar de esta manera. En este punto, nunca había tocado en un club porque la música techno en el Reino Unido era una escena ilegal, así que nos hicimos cargo de almacenes abandonados en los centros de las ciudades y tuvimos fiestas en los bosques y en las laderas de las montañas. Mejor dicho, en cualquier lugar donde pudiéramos escapar.

En esa búsqueda de sonidos y máquinas, ¿cómo fue para usted el aprendizaje de saber manejar las máquinas y generar el tipo de ritmo o identidad sonora que dijera: ‘Esto es Steevio, y solo yo sueno así’?

Soy un músico autodidacta con todos los instrumentos o sistemas que he usado. Solo leo los manuales y experimento, pero nunca salí a crear deliberadamente mi propio sonido, sin embargo, una cosa que no me gusta, es copiar lo que ha pasado antes. Es por eso que me mudé del acid techno, porque comencé a sonar como todos los demás. Aunque no estoy tratando de sonar diferente, simplemente me rehúso a hacer las cosas como lo hacen otros músicos, me parece inútil. Siempre he sido así con cada tipo de música que he hecho, siempre he querido experimentar. Cuestiono todo, no seguiré las reglas aceptadas.

Mi sistema rítmico se basa en gran medida en no ajustarse al sistema de secuenciación de 16/32 pasos en el que las cajas de ritmos y los secuenciadores tienden a forzarlo. Es más probable que use una secuencia de 7 pasos que un paso de 8. Me gusta mezclar las firmas de tiempo y ver qué sucede, una pista puede ser 6 y 7 u otra 3 y 5. A veces mezclo tres o cuatro firmas como 4, 5, 6, 7, etc. Estas combinaciones polimétricas hacen que su cuerpo se mueva de diferentes maneras a la normalidad. Por supuesto, esta es una forma muy latinoamericana de producir ritmos. Cuando todo es 4/4, es demasiado fácil comenzar a marchar en el acto, balanceándose de lado a lado cuando estás bailando, y hace que los surcos sean repetitivos y predecibles.

Pregunta para dummies. ¿Qué es un sistema modular según usted?

Un sistema modular es una forma de construir una combinación de sintetizador/drum machines/ sequencer, exactamente como lo desee, con todas las partes individuales que desea usar para crear un sistema único, homogéneo e interactivo que sea flexible y un lienzo para la experimentación.

Queremos que el público salga con buenos sentimientos del baile, la música y el arte. Queremos que salgan energizados y positivos, y que crean que podemos cambiar el mundo.

Para aquellos que quieran empezar a armar su propio sistema, ¿cuáles son esos tips que usted hubiera querido recibir antes y ahora puede compartir para que otros no se encuentren con los mismos problemas o bloqueos que tuvo usted?

Este es difícil, porque es un proceso interminable. Lo único que puedo decir es, investiga todo lo que puedas antes de comprar cualquier cosa. Tenga una idea clara de lo que quiere lograr y comience. Todos cometen errores: compran los módulos incorrectos, los venden y obtienen mejores, pero tiene que aprender a medida que avanza y, simplemente, refinar su sistema. ¡Un consejo específico que puedo dar es comenzar con la caja más grande que puedas pagar! Porque se llenan muy rápido y terminas con un sinfín de cajas de compra y venta.

Por otro lado, cuéntenos de su relación con Suzybee y cómo el terminar formando proyecto con ella, ayudó a que ambos conocieran nuevas cosas a la hora de crear música.

Suzybee es una artista increíble que conocí y nos enamoramos hace más de 20 años, y somos almas gemelas inseparables. Al principio de nuestra relación, decidimos incorporar su arte a la música, pero en aquel entonces no había un software fácilmente disponible para hacerlo. Fue antes de los días de los VJs, incluso consideramos pagarle a un codificador para que diseñara un software para nosotros, pero luego el software comenzó a aparecer y, por lo tanto, lo aprovechamos de inmediato. Ha estado dibujando animaciones a mano y manipulándolas digitalmente en nuestras actuaciones desde 2005. Ahora que el software está mejorando y la resolución es más HD, se ha vuelto más emocionante para nosotros, porque podemos integrar la música y las imágenes mucho mejor. Y es mucho más profesional.

¿Qué tan importante es para usted cuando la gente se toma el tiempo de apreciar el live de ustedes dos? ¿Cree que es algo que la gente ha perdido por estar más conectados a una pantalla móvil?

Bueno, sí, creo que los móviles están matando el arte. En Freerotation no permitiremos teléfonos en la pista de baile. Es una buena razón por la que pedimos proyectores de buena calidad y pantallas grandes en los conciertos.

Ustedes son un proyecto que no solo se preocupa por generar un performance musical, sino que también ven necesario acompañar su live con visuales. ¿Por qué ve tan importante la conexión entre la imagen y la música?

Queremos que el público tenga una experiencia inmersiva y el ambiente de las imágenes es importante. Gran parte de las imágenes proviene de un lugar de empatía, y hay un fuerte elemento ambiental en las imágenes. Queremos que el público salga con buenos sentimientos del baile, la música y el arte. Queremos que salgan energizados y positivos, y que crean que podemos cambiar el mundo.

Usted es un artista que todo el tiempo invierte horas en su estudio para componer música, pero no todo termina viendo la luz. ¿Qué tan positivo o negativo ve la rapidez en la que los artistas quieren estar lanzando música todo el tiempo?

Creo que solo tiene que ser natural. Si siente que algo es lo suficientemente bueno como para liberarlo, hágalo. Diría que solo alrededor del 5% de todo lo que grabo se publica, pero esto se debe a mis métodos de trabajo y al hecho de que la mayor parte es experimental, por lo que algunas cosas simplemente no funcionan. No entro en el estudio y pienso ‘Hoy haré un track de electro para lanzar en este sello’. Solo entro allí con un lienzo en blanco y empiezo a atascar. Nunca planeo nada. Grabé todo el álbum Animistas en tres o cuatro días desde cero, y no estaba planeando hacer un álbum, pero una vez que escuché ese lote de material, pensé que tenía que salir como una sola pieza de trabajo. Pero luego podría pasar cuatro semanas sin resultados con los que estoy contento. Tengo discos duros llenos de cosas así.

¿Y cuáles son esos aspectos que lo motivan a lanzar música, al menos una vez al año?

Solo lanzo las canciones con las que estoy feliz cada vez que están listas, en cualquier sello que esté interesada en ellas. No tengo horario.

Pronto estará debutando en el festival FREEDOM y conociendo Colombia por primera vez. ¿Qué lo motivo a querer venir a esta otra parte del mundo?

Siempre quise ir a Sudamérica. La cultura me fascina, pero nunca antes me habían invitado a tocar allí. ¡Nos motivó que nos pidieran tocar en su festival! De lo contrario, es poco probable que haya podido ir a América del Sur, debido al costo de llegar allí, por lo que estamos extremadamente agradecidos con el FREEDOM.

Sin embargo, puedo ver claramente que los problemas ambientales son importantes para la organización, y como esto es importante para nosotros también, nos hace sentir que hay una buena conexión filosóficamente.

¿Qué ha oído sobre la filosofía del festival y el público asistente? ¿Ves esto importante en tu show?

Bueno, no estoy totalmente al tanto de toda la filosofía, principalmente porque la mayor parte de la información en línea está en español y, desafortunadamente, no hablo español. Sin embargo, puedo ver claramente que los problemas ambientales son importantes para la organización, y como esto es importante para nosotros también, nos hace sentir que hay una buena conexión filosóficamente. Siempre revisamos los eventos antes de aceptar tocar, y si creemos que puede haber un conflicto de intereses éticamente, no aceptamos.

Y sobre Latinoamérica, ¿cuál es su pensamiento sobre la cultura de habla hispana?

Bueno, como te dije, no hablo español. No se enseña como una asignatura estándar en las escuelas del Reino Unido, pero uno de mis mejores amigos es español y me encanta escuchar el idioma, es tan apasionante y emotivo y, aun así, al mismo tiempo es tan cálido y relajado, ya que visito España regularmente. Creo que el idioma refleja el ambiente de la gente y la cultura, y Suzybee y yo estamos ansiosos por ir a su país.

Volviendo a su presentación en Colombia, por primera vez el festival ha incluido un show acompañado por su sistema modular. ¿Qué puedes decirle a esa gente que por primera vez tendrá el honor de enfrentarse a un show realizado por ti?

Oh, no sé si es un honor, chicos, solo voy a hacerte bailar, y un sistema modular no es muy diferente a cualquier espectáculo en vivo con sintetizadores y cajas de ritmos, etc. Es, simplemente, de una forma diferente. Me sorprende que no hayas tenido un sistema modular allí antes. ¡Es más un honor para nosotros llegar al otro lado del mundo y actuar para ustedes!

Entrevista por Mauricio Atencia.

No more articles