Cada vez se agotan más los segundos para adentrarnos al portal etéreo que nos ofrece el FREEDOM FESTIVAL, y la edición 2020 sí que nos está poniendo los pelos de punta porque será todo un escenario para trasladarnos a otras dimensiones y en definitiva para A G U D I Z A R T U M E N T E con las diversas frecuencias que están sobre la mesa ¡Pero calma! Para combatir la ansiedad colectiva traemos uno de los intercambios de ideas más profundos que hemos tenido con un artista de la casa; Andrés Felipe Moreno aka Skcribled Co-fundador de Untold Sequence, del colectivo Move y con casi 20 años de inmersión en la escena electrónica, nos narra sobre la historia de este movimiento en Medellín, la diferencia entre arte y consumo, su performance acústico y mucho más…

  1. ¡Hola Andrés! es un honor tenerte de nuevo en medellinstyle.com Cuéntale a los lectores que no te conocen quien es Skcribled ¿Cómo y cuando ingresó a la escena electrónica y en qué momento decidió ser DJ?

Por allá en el año 2003 asistí a mi primera fiesta de música Electrónica; en aquel entonces aun no era mayor de edad, pero la emoción de escuchar a Picotto, Gaetek y Dalek, fue una enorme motivación y me las ingenié para asistir por primera vez a Piñón del Rio. Desde aquel entonces quedé atrapado en este mundo y comencé a asistir regularmente a todo movimiento. Así pues, pude apreciar desde muy cerca ese gran auge que vivió la escena desde inicios del siglo XXI hasta ese clímax que se experimentó hacia los años 2008-2009 con la M_NUS.En efecto ya habían pasado aproximadamente 5 años en los cuales entendí desde muchos puntos de vista de que se trataba este mundo; un mundo que si no lo controlabas y lo encaminabas de forma correcta te sacaba de inmediato.  En este punto me cuestioné y sin muchas pretensiones comencé a poner en practica todas esas horas vividas como “Dancer” y decidí comenzar a ahorrar para comprarme un Xone:92, una audio 8 y todos esos gadgets necesarios para ingresar por el lado digital al mundo del Diying. Hacia el año 2010 comencé un proyecto que llevo en mi corazón (Untold Sequence) y de la mano de Bukt, Blotketch y Doppelganger inicio una época mágica en donde mientras aun sonaba minimal nosotros estábamos experimentando ese Techno metálico e industrial que denominaban “Berghain´s Techno”. Ya a puertas de cumplir 10 años detrás de los decks, Skcribled se ha convertido en un Dj versátil al cual no le gusta encasillarse en ningún género y quien hace de sus sesiones un culto al surrealismo. 

  1. Te vemos muy activo como promotor y asistente en las propuestas alternativas musicales que nos sacan completamente de la zona de confort, esos espacios donde el arte y la creatividad excesiva son los protagonistas ¿Qué encuentras en estos escenarios para entregarte a ellos y porqué crees que solo una minoría se atreve a experimentarlos?

 “El verdadero progreso consiste en renovarse.Alejandro Vinet  

Sería muy superfluo decir que llevas casi 20 años entregados en cuerpo y alma a la música electrónica y que el factor progreso e innovación se encuentren retrógrados. Siempre hay sed de experimentar nuevos caminos, de intentar saciar ese ambicioso ser que es el hombre; es por ello que tanto en mis propios eventos como cuando me tomo el rol de “raver” me exijo y exijo al máximo en pro de encontrar renovación, innovación y progreso. Sin ir muy lejos recuerdo la pasada noche vivida con Varg en donde hace muchísimo tiempo no me exigían tanto en la pista; sentía una obligación conmigo mismo de seguir los breaks, de cerrar los ojos y dejarme llevar por esas melodías futuristas y abstractas. En conclusión, en aquellos escenarios con propuestas creativas encuentro un profundo culto al arte en donde el consumismo se va a pique y los pasajes pocos explorados te premian. Con respecto a la poca afluencia en propuestas exigentes, considero que, aunque la cultura ha crecido enormemente, las raíces latinas y el sabor del acordeón continúan primando sobre el sonido que genera un synth. 

  1. Skcribled ha estado activo en algunas de las ciudades capitales de Colombia ¿Cuál es tu percepción actual sobre la escena electrónica del país y que aspectos ha transformado de su pasado? 

Hacia el 2011 escribí un pequeño artículo en Facebook llamado “Medellín efímero epicentro cultural”, en el hacía un paralelo desde lo que fue el primer Red Bull Rave en el Hotel las Lomas con el artista portugués Ze Mig-L hasta lo que se avecinaba por esos días con la primera presentación de Ben Klock en Colombia en el extinto “Wild Club”. Desempolve ese escrito, lo leí rápidamente y parecía que lo hubiese redactado hace muy poco tiempo. En él ponía en tela de juicio lo que es consumismo vs cultura, llenar vs asistencia y frenesí vs pretensión. No estoy afirmado que esta cíclica escena no haya crecido en los últimos 20 años, pero si cuestiono lo efímero que fue para algunos el haber pertenecido a esas primeras generaciones que por diversos motivos dieron un paso al costado o simplemente vieron la época como una moda.

Al inicio de los años 2000, Medellín añoraba tener en sus tierras artistas como Paul Van Dyk o Carl Cox quienes en primera instancia llegaron a la capital y como es obvio los Bogotanos tomaron la delantera e iban a la vanguardia. Así pues, la ciudad de la eterna primavera fue tomando fuerza, abrimos las puertas para lo que fue la primera vez de Mauro Picotto en la Rinconada y a ello se sumaba Tiesto y hasta el mismo acto de Plastikman Live en el Hipódromo los comuneros. En efecto, eventos como los mencionados anteriormente tenían altos aforos y la cultura de ir a los “Parties” incluía salir del área Metropolitana.

Con el paso del tiempo, la creciente inclusión, el avance e investigación en la materia y mejoras en la accesibilidad a la información, condujo a que todos pasaran de decir que asistían a “parties” de Trance a comenzar a hablar de forma correcta acerca de eventos y de subgéneros tales como el Tribal, House, Techno, entre otros. En consecuencia, esas grandes masas de asistentes se dividieron y comenzó hacerse más fuerte la cultura clubber con espacios tales como Elements, Lobby, Wild y La Kasa. De esta forma y con un análisis desde una perspectiva muy personal, la escena electrónica de Medellín ha resistido a la inclemencia de la moda y como relataba anteriormente el ciclo siempre comenzara de nuevo, depurando y optimizando de forma natural sus partes.

En la actualidad la escena sufre una depreciación sin control, donde el precio del dólar aumenta desmesuradamente, el asistente no paga más de 35.00$ por ver un artista internacional y el promotor que quiere innovar con propuestas audiovisuales de alto nivel llega a la conclusión que ese peso extra que quiere invertir difícilmente retornará. 

  1. Categóricamente se te puede ubicar como un Dj Techno, pero en tus sesiones se puede escuchar Ambient, IDM, Electro y sobretodo mucha atmosfera y profundidad ¿Cómo defines tu sonido? 

Puedo afirmar que luego de casi 10 años encontré la forma adecuada de coleccionar música; siempre estoy preparado para realizar una sesión ya sea en la cima de una montaña apreciando un atardecer o en una bodega abandonada viendo como los años hacen de las suyas. Es por ello que se me hace un poco complejo definir mi sonido en un par de renglones; mejor me inclino a definir estados y emociones ya que al fin y al cabo el arte del Dj se basa en entender el espacio-tiempo, leer la pista y finalmente sin salirse de su identidad poner temas que transporten a los asistentes a otros estados mentales.

  1. En la misma idea, también resulta interesante como puedes iniciar una sesión con velocidades pausadas, pero cuando la pista entra en calor caen los ritmos enérgicos ¿Qué nivel de importancia le das a la curva sonora en una época donde los line up son cada vez más cargados y el público le exige al Dj sonar más potente que su antecesor? 

Siempre que converso con amigos y conocidos acerca del trabajo de un Dj, llego a la conclusión de que la técnica en los decks se aprende con disciplina, pero educarse a seleccionar el track adecuado para el instante de tiempo correcto no se aprende en tutoriales ni cursos. Así mismo me tomo muy apecho la posición que me corresponde en un line up y adopto la postura adecuada en pro de lograr una curva musical global que permita al asistente vivir una experiencia acorde en la pista de inicio a fin. Sin embargo, esto es un factor muy ambiguo ya que existen diferentes visiones subjetivas, las cuales sumadas al ego que desnaturalizan el arte de manejar una pista. Con base en los anteriores argumentos siempre trato de inyectarle dinámica, velocidad y cambio a mis sets, ya que considero que puedes tener la mejor selección, pero si te quedas en determinada intensión por mucho tiempo tu sesión se comienza a tornar algo aburrida. 

  1. Hace poco la discusión sobre política y techno estaba en un punto álgido; algunos argumentaban que el Techno nació como una respuesta contracultural hacia los estamentos de poder para alzar una voz alternativa, otros respondían que la música electrónica no se puede prestar para ningún movimiento político porque su esencia es el ocio ¿Crees que los actores del escenario electrónico deben asumir posiciones políticas? 

Lastimosamente nuestras tierras están dominadas por oligarcas quienes poseen un estigma fuerte ante la música Techno. La música en general como sinónimo de revolución siempre será un arma dócil la cual podrá combatir los innumerables problemas sociales que viven los países. Por ello pienso que los actores del escenario electrónico deben alzar su voz y hacer presencia política con la finalidad de cambiar el estigma infundado por los “Baby boomers”, permitiendo así que las nuevas generaciones de gobernantes no hereden sus visiones y administren de forma moderna y racional los pueblos.

  1. Esta sería tu segunda presentación en el Freedom Festival, una edición 2020 que posibilitará la apertura mental por la variedad de géneros, frecuencias y texturas en tres maratónicos días y un performance de otra galaxia ¿Cuál es tu percepción del line up, cuales djs y productores te llaman más la atención y que esperas del festival?

 Sin duda alguna desde aquel primer encuentro en el hangar de Aeropuerto Olaya Herrera se venía dimensionar a pasos agigantados la formación de un festival que en mi opinión está en el top de festivales de Latinoamérica. Ahora luego de varias ediciones se ha consolidado como una estructura sólida, incluyente, arriesgada y futurista. Futurista hasta el punto de presentar próximamente a Monoloke en un formato 4.1 que de seguro exigirá al máximo al espectador y que de la mano de otros artistas tales como Dino Sabatini, Deepchord, Lotus Eater, Objekt, John Beltran y Mathew Jonson en sus dos facetas, harán memorable esta nueva versión. Por otro lado, se propone un cartel de nacionales muy interesante con presentaciones de Morris, Magdalena y Verraco, solo por mencionar algunos quienes serán el complemento perfecto de un nuevo viaje sonoro llamado Freedom.

Entrevista realizada por: Daniel Tamayo Mendoza

No more articles