En Medellín el Diesel que se consume tiene 4.500 partes por millon (PPM) de azufre.

cont

Un estudio realizado por el grupo de epidemiología de la Universidad de Antioquia señala una cruda realidad: en Medellín la contaminación del aire reduce la función respiratoria entre un 3% y 12% frente a una región con menores niveles de contaminación como la del Oriente, aumenta los efectos orgánicos como la congestión nasal, la dificultad respiratoria, la tos, y también tiene efectos psicológicos como el aumento de la angustia, el agotamiento y la depresión.

Con Ecopetrol se han hecho algunos acuerdos que llevarán paulatinamente, a un mejoramiento de la calidad de los combustibles.

El pacto por la calidad del aire en la cual se propone una reducción del 10 % del material particulado es demasiado tímido frente a la problemática existente. El Área Metropolitana, por su parte, se ha propuesto como meta a 2011 reducir en un 60% las partículas pero no será fácil alcanzar esa meta.

Las condiciones del Río Medellín tampoco son las ideales. Entre Itagüí y Barbosa, sus aguas presentan condiciones anaeróbicas en las cuales no prospera ningún tipo de vida. Empresas Públicas ha puesto en marcha algunos proyectos de limpieza que han sido insuficientes. En el futuro inmediato y con un empréstito brindado por el BID, se construirá otra planta purificadora en el municipio de Bello.

En Antioquia, los mayores problemas se presentan en el norte, nordeste y Bajo Cauca donde la minería artesanal y los cultivos de coca, generan daños de gran magnitud al medio ambiente.
La explotación de la minas sin la tecnificación necesaria produce un aumento peligroso en los niveles de mercurio en aguas, sedimentos, plantas acuáticas, peces y por supuesto, en los seres humanos. Los cultivos de coca han generado una deforestación preocupante que ya causó deslizamientos y tragedias en la zona.

Se requieren proyectos de desarrollo de prácticas limpias en especial en la minería a pequeña escala y un programa de sustitución de cultivos que erradique las matas de coca y promueva la reforestación y la siembra de cultivos alternativos.

Antioquia posee una gran riqueza en recursos naturales, con ecosistemas de gran diversidad. No obstante, la contaminación y los daños que se causan al medio ambiente, se constituyen en un obstáculo para el desarrollo.

Via: http://www.caracol.com.co/