Psychiatry Research: Neuroimaging reportó que el consumo regular (por lo menos una vez por semana) de cannabis está asociado con la reducción del volumen de la región cerebral responsable del procesamiento emocional facial. Con la ayuda de las imágenes de resonancia magnética, se comparó la estructura cerebral de 20 personas que habían consumido por lo menos 40 veces durante el último año y 35 no consumidores. Además todos completaron una serie de tests psicológicos computarizados para evaluar su capacidad de reconocer las expresiones emocionales faciales.El consumo de marihuana estuvo asociado con una reducción del volumen de la corteza cingulada anterior izquierda. Esta reducción en la estructura cerebral se relaciona directamente con la dificultad de poder detectar pequeñas, pero importantes, diferencias en la respuesta emocional facial, y sus efectos se mantienen incluso hasta tres semanas después de no consumir marihuana. Esta dificultad para procesar y comprender las emociones explica por qué los consumidores regulares de marihuana son propensos a sufrir trastornos del estado ánimo y ansiedad. Hay evidencia suficiente que demuestra que las personas con depresión y ansiedad pueden tener diferencias en las estructuras cerebrales relacionadas con el procesamiento de la emoción, pero no había mucha información sobre el efecto que podría causar el consumo de marihuana en las áreas neuro-anatómicas del procesamiento emocional.

Fuente: psyciencia.com

No more articles