SOMOS 5000 EN TELEGRAM INGRESA AQUÍ
🌏︎ FOR INTERNATIONAL BUYS CLICK HERE ✈
El ADN y su relación con el origen de las alucinaciones

El ADN y su relación con el origen de las alucinaciones

De pronto todos hemos escuchado la combinación de esas tres letras para denominar al ácido desoxirribonucleico, aquella molécula compleja que se encuentra en el núcleo de las células de todos los seres vivos. En resumen, esta molécula es responsable de contener la información genética que determina las características y funciones de un organismo. También podemos relacionarnos con la adenina, guanina, citosina y timina (A,G,C,T) que para todos los seres vivos es igual y lo único que cambiaría sería la secuencia genética dependiendo del orden de estas letras.

También podemos relacionarnos con el hecho de que hasta donde conocemos el adn es una estructura molecular en forma de escalera que se compone de dos hélices que se enroscan en forma de hélice entre las bases nitrogenadas. Hasta ahí podríamos decir que es la información común que conocemos la mayoría de seres humanos.

Se estarán preguntando entonces qué relación directa tiene el adn con las alucinaciones, para eso nos tendríamos que remontar a la selva amazónica en especial a la zona occidental donde diferentes tribus tienen como centro de su experiencia el uso de plantas medicinales como la ayahuasca, la chakruna, el tabaco, el curare, entre muchas otras que hacen que esta zona del mundo sea una de las zonas con más relación a nivel herbologico, el conocimiento de estas tribus sobre el uso de las plantas es increíblemente alto y superaría con creces cualquier lógica al uso científico. Si uno le pregunta a los chamanes de estas zonas como logran acceder a estos conocimientos sobre el uso de medicinas en las plantas casi siempre responden que son cosas que la ayahuasca les dice o les indica…  una planta hablando con los seres humanos?

El compuesto psicoactivo del yagé, como se le conoce en el territorio colombiano a la mixtura entre la planta de la ayahuasca y la chakruna, es el DMT (dimetiltriptamina) un compuesto químico que producimos de manera natural todos los seres vivos, sin embargo nuestros cuerpos lo producen en una cantidad menor lo que no nos ocasiona un nivel alucinatorio. Al consumirlo, nuestros receptores neurológicos como la serotonina son capaces de codificarlo (por decirlo de alguna manera) y funcionan como unas cerraduras de llave con los compuestos psicoactivos, si vemos en profundidad la estructura molecular del DMT y la serotonina podemos observar que son analógicamente parecidos, literalmente podríamos decir que es la llave y la cerradura de la llave. Como se anexa en la imagen a continuación:

El ADN y su relación con el origen de las alucinaciones

Según lo que estamos hablando el DMT es capaz de actuar como una llave que desbloquea el acceso a esta información metafísica almacenada en el ADN.

Para continuar detengámonos un momento en el adn, esta estructura molecular tan pequeña y que esta presente en todos los organismos vivos desde la zanahoria hasta nosotros los seres humanos, es pequeñamente gigante, pues si cogemos una célula humana y sacamos el adn que hay en ella y lo montamos en una hilera este mediría unos 2 metros por célula. En ese caso, el adn de un cuerpo humano podría ir y volver del sol unas 20 veces, es una medida  microscópicamente cósmica. Por otro lado son múltiples los estudios que indican que el ADN emite fotones, en relación a la potencia con las que las emite esta luz seria como si pusiéramos una luz de una vela a 10 kilómetros de distancia, sin embargo, tiene una constancia parecida a la de los mejores rayos laser. La constancia no se mide por la intensidad, sino por la constancia con la que emite fotones en un tiempo determinado. Al igual que los rayos láser se podría decir que su naturaleza fotónica es holográfica.

Ahora bien, dicho esto, los receptores bioquímicos de nuestro cerebros al recibir la información de ciertos compuestos psicoactivos como el DMT, psilocibina e incluso el tabaco, desbloquean a nuestras células cerebrales (neuronas) haciendo que puedan ser muy sensibles a estos fotones emitidos por el adn. Lo que captamos como alucinaciones, de hecho se podría decir, que estamos entrando al lenguaje del adn, a toda esta información cósmica que habita dentro de nosotros y afuera de nosotros. Las alucinaciones en resumen, son como el adn se comunica con nosotros. EL ADN SE COMUNICA CON NOSOTROS, las alucinaciones son una forma de lenguaje del ADN y es por esa razón que si le preguntamos a muchos chamanes amazónicos como llegan a saber informaciones tan precisas sobre el uso de ciertas plantas, ellos nos dicen que fue gracias a los espíritus de la ayahuasca. Estos espíritus podrían ser el adn, literalmente seres de pura luz.

Según las palabras de Jeremy Narby autor de esta teoría:

y si el adn, estimulado por la nicotina, DMT, o psilocibina, activa no solamente sus emisiones de fotones (que inundan la conciencia de alucinaciones) sino también su capacidad de captar fotones provenientes de la red global formada por el conjunto de todos los seres vivos conformados por ADN?

Sería como una entidad, que podemos considerar: una unidad más o menos interconectada, sería la fuente de estas imágenes.