Cuarentechna: Entérate de todo sobre el Covid-19 aquí

Conoce a Diego Stocco: entre la exploración sonora y la locura orquestada

Equipado con instrumentos de elaboración casera y extravagantes fuentes sonoras, Diego Stocco te sumerge en las entrañas de una radical experimentación musical

Famoso por utilizar una de las más extravagantes paletas sónicas del mundo de la música, Diego Stocco se ha forjado una identidad que raya en la de un científico desquiciado en busca de obtener respuestas a través de una radical exploración sonora.

Llevando a un interesante límite el linaje de sononautas como el gran KH Stockhausen, Terry Riley, Alvin Lucier, y otros mavericks de los primeros brotes de la sofisticada corriente minimalista de los cincuentas, Stocco genera bizarras audio atmósferas a partir de una creatividad ciertamente obsesiva: el camino del caos a la armonía.

Su principal técnica consiste en grabar instrumentos rotos, y fusionar esos sonidos con los generados por instrumentos poco ortodoxos, de fabricación casera, así como recurriendo a fuentes sonoras de alta extravagancia. Este sendero técnico lo lleva a recurrir desde al simple movimiento de arena sobre una superficie sólida, hasta al sonido que despide un piano en llamas.

 

 

La principal virtud del italiano Diego Stocco consiste en hackear aparatos o mecanismos cotidianos para transformarlos en máquinas generadoras de música. Aprovechando patrones de movimiento y materiales diversos, catalizados a través de una pulida técnica musical, Stocco es capaz de orquestar fabulosas piezas sonoras utilizando mecanismos que a primera vista pudiese parecer  que no guardan relación alguna con la música.

Stocco describe así cómo le vino la idea de instrumentar una tintorería y qué elementos utilizó para su composición:

“Casi todos los días, de camino a la panadería de mi barrio, paso frente a tintorerías. Cuando tienen la puerta abierta escucho un sinnúmero de sonidos interesantes que provienen del equipo de trabajo. Eventualmente los diversos sonidos mecánicos y de vapor hicieron que me surgiera una idea, y un día pregunté a los propietarios si me dejarían grabar una pieza de música utilizando sus máquinas como instrumentos musicales.

“Utilizo una plancha y máquinas para lavado en seco, una lavadora, ganchos de ropa y una cubeta repleta de jabón. El bajo y los sonidos dominantes fueron creados a partir de tonos que emergían de los conductos y los motores. No hay ningún sonido adicional proveniente de un instrumento electrónico o tradicional. ¡Disfruta!” .

 

 

Diego Stocco - Music From A Dry Cleaner