ACEPTAMOS BINANCE PAGA CON CRIPTO
Enciende el festivo con THE ADVENT y su reciente Mix en The White Hotel

Con prohibicionismo, Nueva Zelanda intenta que su población deje de fumar

Queremos asegurarnos de que los jóvenes nunca comiencen a fumar, por lo que convertiremos en delito vender o suministrar tabaco a nuevas generaciones de jóvenes. Las personas que tengan 14 años cuando entre en vigor la ley nunca podrán comprar tabaco legalmente”

El Gobierno de Nueva Zelanda anunció su intención de ilegalizar el tabaco en las próximas décadas mediante una propuesta de ley que aumentará progresivamente la edad permitida para comprar cigarrillos. La ley se enmarca dentro de un plan de acción del Gobierno laborista de la primera ministra, Jacinda Ardern, cuyo objetivo es lograr una “generación libre de tabaco” con medidas como la limitación de los establecimientos donde se puede vender cigarrillos o la reducción de la nicotina. Es decir, a partir de cierta fecha, se irá incrementando cada año la edad en la que se permite comprar cigarrillos hasta que sea ilegal para todas las edades.

Enciende el festivo con THE ADVENT y su reciente Mix en The White Hotel

De aprobarse la ley, Nueva Zelanda será la segunda nación en ilegalizar la venta de tabaco, algo que ahora solo ha hecho Bután en 2004. Uno de los objetivos concretos del plan de acción es reducir el consumo de tabaco en Nueva Zelanda a menos del 5 % de la población total en 2025. Las cifras oficiales señalan que el tabaco es la causa de fallecimiento de hasta 5.000 personas al año en Nueva Zelanda, lo que representa el 15 por ciento de la mortalidad total.

El Ejecutivo ha reconocido en su propuesta que la prohibición es “probable” que provoque un aumento del contrabando e incluso “desafíos” en relación con las obligaciones de comercio internacional del país. Además, detractores afirman que “La prohibición nunca ha funcionado, en ningún tiempo o lugar. Siempre ha tenido consecuencias involuntarias. Vamos a tener un mercado negro para el tabaco, sin estándares o regulación.”

Fuente: elespectador.com