Ahora los campesinos ganaderos pueden generar gas natural para sus viviendas con estiércol de bovinos, equinos y porcinos y así realizar sus alimentos puesto que el uso del fogón de leña o de carbón tiene  efectos negativos para la salud por la inhalación de humo y otros materiales; así como también contrarresta los efectos del cambio climático, disminuyendo gases de efecto invernadero. Un proyecto de la Alcaldía de Zipaquirá que busca ayudar a 10 hogares de 5 veredas implementando un proyecto piloto con biodigestores que ayuda a mejorar la vida de los hogares más alejados del municipio.El biodigestor con el que fueron dotadas estas diez familias es un sistema que contempla una especie de ‘bolsa gigante’, que se inserta en un hueco de cuatro metros de largo por dos de ancho y 1,20 de profundidad. En un costado tiene una entrada, por la que se debe alimentar constantemente de estiércol. En la parte final tiene una pequeña salida, que da a un pozo, a donde se arroja el residuo de la biodigestión. Este líquido, conocido como biol, en realidad es una preparación rica en nutrientes para los cultivos, que luego es reutilizada por las mismas familias. Los zipaquireños beneficiados deben montarse constantemente sobre la bolsa gigante para batirla y así facilitar la descomposición del estiércol. A esta bolsa está conectada una manguera que lleva el gas natural directamente a las cocinas de los campesinos.

Fuente: El Tiempo

No more articles