Quédate en casa , mira aquí todo lo último del Covid-19

Comer hongos reduce hasta un 50% la probabilidad de desarrollar deterioro cognitivo

El deterioro cognitivo leve afecta la memoria, lenguaje, atención y habilidades visioespaciales; pero ahora una reciente investigación encontró que los adultos mayores que incluyen setas en sus comidas con regularidad, tienen menos riesgos de sufrir de problemas cognitivos. Después de realizar un seguimiento por seis años de los resultados, los investigadores encontraron que los adultos mayores que consumían más de dos porciones estándar de setas a la semana tenían menos de 50% probabilidades de desarrollar un deterioro cognitivo moderado.Para evaluar si el consumo de hongos ofrecía algún efecto protector los investigadores utilizaron una batería de tests neuropsicológicos, entrevistas estructuradas, analizaron la historia médica, factores psicológicos y, por supuesto, los hábitos alimenticios de 60 adultos mayores chinos que vivían en Singapur. Cada porción estándar fue definida como 150 gramos de hongos. Dos porciones equivaldrían a comer medio plato de hongos a la semana. Los investigadores creen que el efecto protector cognitivo se encuentra en la ergotioneina, un antioxidante y anti-inflamatorio, que se encuentra en casi todas las variedades de hongos y que los humanos somos incapaces de sintetizar por nuestra cuenta.

Fuente: psyciencia.com