El LSD (dietilamida del ácido lisérgico) es una potente droga que desde su descubrimiento ha desconcertado a los investigadores por sus efectos y un equipo de investigación del Hospital Universitario de Psiquiatría de Zurich publicó su estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences, donde se le pidió a 25 voluntarios sanos consumir LSD mientras les escaneaban sus cerebros. El experimento demostró que la droga interrumpe un circuito importante entre cuatro partes del cerebro, incluido el tálamo, que actúa como un filtro de información, haciendo que las personas entren en este estado alterado de la conciencia.

Posted by MedellinStyle.com Freedom on Tuesday, January 15, 2019

Cuando los investigadores hicieron que los voluntarios respondieran un cuestionario diseñado para determinar si alguien estaba “volando”, encontraron que las personas que tomaron también ketanserina no experimentaron ninguno de los efectos subjetivos de las drogas del LSD. Otro resultado interesante fue que las exploraciones revelaron que el LSD interrumpe un circuito importante entre cuatro partes del cerebro, incluido el tálamo, que actúa como un filtro de información. Esencialmente, la droga permitió que más información fluyera a través del tálamo hacia otras partes del cerebro.

“A los participantes se les mostró el escáner de antemano para asegurarse de que se sintieran cómodos una vez que la droga haya comenzado a hacer efecto. Si la máquina hubiera tomado de repente un comportamiento amenazador, los escaneos podrían no haber salido tan bien”.

Este experimento ayuda a que tengamos una mejor comprensión de cómo el LSD afecta el cerebro. Los investigadores creen que pueden usar esa información para estudiar los trastornos psiquiátricos que producen los mismos efectos que la droga, como la depresión y la esquizofrenia.

Fuente: N+1

No more articles